Escucha esta nota aquí

La Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE) no halló indicios para iniciar un proceso disciplinario al vocal Ramiro Paredes, que festejó su cumpleaños, en marzo pasado, rodeado de militantes del Movimiento Al Socialismo (MAS). 

"No tomamos en cuenta los delitos electorales porque eso deriva en la justicia ordinaria. Sala Plena ha analizado el tema y determinó que no hay indicios suficientes para abrir un proceso disciplinario contra el vocal Ramiro Paredes", explicó a EL DEBER el vicepresidente del TSE, Wilfredo Ovando. 

Señaló que en la víspera se realizó el análisis de la denuncia formulada por cuatro diputados opositores y lamentó que la misma hubiese sido mal planteada, incluyendo fotocopias de las fotografías y sin el video que ahora se ve en redes sociales. 

"Es un tema personal, independiente y no institucional el que hace el señor Paredes. No hemos hallado que existiera militancia y menos activismo político porque él tiene el derecho de hacer lo que quiera después de su horario de trabajo", agregó el funcionario. 

Sostuvo que "valorando las normas legales y la Constitución, se concede a toda persona en función pública tiene el legítimo derecho a participar de reuniones con fines lícitos". Ese es el argumento para dejar sin efecto cualquier sanción contra el vocal electoral. 

Ovando afirmó que la denuncia estuvo planteada con "demasiados elementos subjetivos", por lo que la resolución rechazó cualquier proceso. "Él podrá retornan a sus funciones una vez concluya su periodo de vacación", acotó. 

Paredes admitió haber festejado su cumpleaños con militantes del MAS y señaló que eso no vulneró ninguna norma. Ayer se conoció un video en el que se lo ve bailando feliz y compartiendo con integrantes del oficialismo.