Escucha esta nota aquí

Una banda de ciudadanos chilenos y bolivianos que se dedicaba a la fabricación de cocaína cayó en las últimas horas en el vecino país, tras un seguimiento del Departamento de Investigación Delictual y Drogas, que incluso requirió la intervención de 30 teléfonos celulares. 

Los narcotraficantes mantenían un gigantesco laboratorio de droga en la tranquila comuna de Calera de Tango, en la Región Metropolitana de Santiago. Se procedió a la intervención del inmueble y la aprehensión de seis personas. 

Conoce más: Capturan a conductor de bus boliviano con droga

El caso se inició en la ciudad de Rancagua, luego de que los efectivos policiales establecieran que el líder del grupo logró internar una indeterminada cantidad de sustancias ilícitas, el pasado 23 de octubre, indica el portal de "Emol".

Se montó un operativo en la Ruta 5 Sur, que terminó con el arresto del individuo de 54 años, incautando 16, 7 kilos de pasta base. Era el comienzo del fin de una investigación que se extendió por seis meses, según la información de Carabineros de Chile.

Lee también: Bolivianos van a la cárcel por tráfico en Antofagasta

Se incautó otros 154,2 kilos de pasta base, a los que se suman otros 215 kilos de la misma sustancia ilícita, pero en estado líquido, los que estaban en tres bidones y listos para distribuir. Todo avaluado en 2 mil millones de pesos, más de 200.000 dólares.

También se decomisaron tres sacos de bicarbonato de sodio, tres bidones de ácido muriático, cuatro pesas digitales, siete teléfonos celulares y 20.000 pesos chilenos en efectivo, 200 dólares americanos.

Puedes ver: Caen dos bolivianos con marihuana en Iquique

En total se detuvo a dos bolivianos y cuatro chilenos, los que cayeron tanto en las poblaciones de Calera de Tango como en Rancagua, ciudad donde todos fueron trasladados para su formalización judicial durante la jornada de mañana.