Escucha esta nota aquí

El cineasta italiano Bernardo Bertolucci falleció ayer, a los 77 años, en su casa del romano barrio de Monteverde Vecchiomm, indicaron medios italianos.

Bertolucci, considerado un maestro del cine italiano y mundial, ganó nueve premios Óscar en 1987 por el El último emperador, la biografía del último emperador chino.

En 1972 se dio a conocer en todo el mundo con El último tango en París, una película erótica con Marlon Brando y Maria Schneider que provocó un escándalo por una de sus escenas.

En los últimos años, Bertolucci iba en silla de ruedas y en 2011 ganó una Palma de Oro honorífica en el Festival de Cannes por el conjunto de su carrera.

La escena polémica

No son pocos los rumores que circulan sobre si una escena de sexo es real o no en una película. Pero, a veces, para dotar de mayor realismo a una escena, se improvisan gestos o macabros sucesos.

Así ocurrió en la película El último tango en París. Antes de comenzar un día de rodaje, Marlon Brando estaba untando mantequilla en una tostada para el desayuno cuando se le ocurrió una espantosa idea. Se la comentó a Bertolucci y el resto... es historia.

Director y protagonista decidieron engañar a la actriz Maria Schneider, que por entonces contaba con 19 años, y emplear la mantequilla como lubricante en la escena de agresión sexual del filme. “No quería que fingiese la humillación, quería que la sintiese”, admitió el director para explicar el engaño.

La actriz confesó a Daily Mail, en 2007, lo humillada que se sintió. “Debí llamar a mi agente o tener a un abogado en el set de rodaje, porque no puedes forzar a alguien a hacer algo que no está en el guion, pero yo no lo sabía. Marlon me dijo: “Maria, no te preocupes, solo es una película”, pero durante la escena, incluso cuando sabía que no era real, estaba llorando de verdad”, contó.