Escucha esta nota aquí

Hace dos semanas se realizó el certamen Miss Universo, en el que la delegada de Venezuela se clasificó entre las cinco finalistas. Para muchos especialistas en este tipo de eventos debió mínimo estar entre las tres primeras, pero tuvieron que conformarse con el puesto que le asignó el jurado y ver triunfar a la delegada de Sudáfrica.

Sin embargo, de vuelta a casa, el director del concurso Miss Venezuela y el preparador de sus reinas, Osmel Sousa, no pierde el tiempo y ya se puso ‘manos a la obra’ para preparar a su siguiente candidata en el Miss Universo.

Se trata de Sthefany Gutiérrez, de solo 18 años y 1,76 m de estatura, y poseedora de una belleza criolla que llama la atención a propios y extraños.

“Con esta sí que daremos pelea y tendremos muchas posibilidades de traernos la corona universal. Ella es una muchacha diferente, es morena, alta, con cabello largo y lacio espectacular, tiene una excelente pasarela, y lo más importante, es inteligente, con muchas historias que contar y que conmueven”, dijo Sousa.

La nueva Miss Venezuela proviene de una familia humilde. Cuando tenía 12 años a su madre le detectaron cáncer de mama y todo cambió para ella, sus hermanos y padres. Tuvo que hacerse cargo del cuidado de la casa mientras su madre era sometida a un fuerte tratamiento oncológico.

“En la noches me encerraba en mi cuarto a llorar, me dolía ver sufrir a mi mamá, pero no podía demostrárselo, tenía que ser fuerte ante ella y mis hermanos menores”, comentó la reina venezolana.

El cáncer de su madre fue vencido y la normalidad regresó a su familia. Le llegó la invitación de presentarse en el casting de Miss Venezuela, y a pesar de ser muy joven, aceptó y luchó por un puesto en el concurso, que no solo lo consiguió, sino que se alzó con la corona, por lo que el próximo año será la representante de su país en el Miss Universo.

Su familia fue su mayor apoyo. A pesar de algunas dificultades económicas tuvo lucidas presentaciones y lo más importante, logró la aceptación de la prensa y del público en general, que ven en ella a su auténtica representante, por ser morena, escultural y provenir de una familia de clase media.

Osmel Sousa dice que tiene la seguridad de que el próximo año Venezuela brillará aún más en el concurso universal, que aún no tiene ni sede ni fecha.