Escucha esta nota aquí

A menos de cuatro meses del referéndo para la reforma parcial de la Constitución Política del Estado (CPE), sobre la reelección del presidente y vicepresidente para el periodo 2020-2025, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) alista tres reglamentos que regirán los futuros procesos electorales, y admite que encara varios temas "controversiales" por vacíos legales y la aplicación de la Ley 026 de Régimen Electoral.

En un diálogo con directores de medios de comunicación, los vocales del TSE informaron sobre el trabajo que realiza el Órgano Electoral Plurinacional (OEP) con miras al referéndum del 21 de febrero de 2016, del que aún no tomaron formalmente competencia, pero sobre todo, para recoger insumos que orienten a la elaboración de la normativa pendiente.

El vocal del área del Servicio Intercultural de Fortalecimiento Democrático (Sifde), José Luis Exeni, informó que tras evidenciar varias contradicciones y confusiones que generaba el Reglamento de Campaña y Propaganda Electoral, el TSE decidió elaborar uno nuevo y específico para elecciones y referendos, pues mientras en el primero está en juego las candidaturas y programas de gobierno, en el segundo son opciones.

Los tres reglamentos que trabaja el TSE están referidos a: 1) reglamento de campaña y propaganda electoral; 2) organización de procesos electorales; y 3) difusión de estudios de opinión y estadísticas.

Temas controversiales

En un análisis del vocal Exeni, la Ley 026 establece de manera genérica la prohibición de difundir propaganda gubernamental en cualquier medio de comunicación 30 días antes del día de la votación, el momento en que se activa el periodo de propaganda electoral en medios de comunicación. Sin embargo dijo que no hay una definición en la norma electoral que defina de manera clara la diferencia.

"Se puede asumir como propaganda todo lo que difunde el gobierno en términos de mensaje u otras definiciones; una cosa es la propaganda electoral por una autoridad y otra la publicidad estatal (…). ¿Una campaña de vacunación, es o no propaganda gubernamental?, estamos definiendo campaña, propaganda, porque todo lo que existe en la ley, es un tema importante porque tiene que ver con la difusión", señaló.

Otro tema controversial dijo que es el referido a los servidores públicos a los que la norma electoral les prohíbe hacer campaña en horarios de oficina y utilizando bienes públicos porque pueden ser pasibles de amonestación y destitución.

"La limitación es que la denuncia la remitimos ante la Contraloría, pero debería haber un mecanismo para que eso no suceda. Pero hay dos cosas: una es la restricción a que funcionarios puedan hacer campañas en horarios y usando recursos públicos, y otra cosa, que los funcionarios de cualquier rango puedan opinar en los medios, estamos abriendo la posibilidad a que cualquier ciudadano emita sus criterios libremente", explicó.

En análisis del TSE -dijo Exeni- también se identificó otro tema controversial referido a la necesidad de generar mecanismos de regulación y revisión de cuentas destinadas a propaganda electoral que sólo le faculta controlar el origen y uso de recursos de las organizaciones políticas y no así de las organizaciones sociales. "Ahí veríamos algún mecanismo para determinar el origen de esos recursos para la campaña y propaganda electoral", sostuvo.

Limitaciones del TSE

En el diálogo con directores de medios, Exeni dijo que con la norma vigente, el TSE no puede tomar competencia del referéndum para la modificación del artículo 168 de la Constitución Política del Estado (CPE), ni sancionar campañas anticipadas, en tanto no se cuente con una Ley de Convocatoria.

"La Ley 026 establece sanción para partidos que hacen campaña con anticipación, pensado en procesos electorales donde hay partidos y donde la convocatoria la hemos lanzado nosotros. Son procesos de mandato fijo que deben ser administrados por el Órgano Electoral, en cambio, de un proceso que no tenemos competencia no podemos establecer ninguna sanción sobre expresiones ciudadanas de precampaña", señaló.

En el encuentro con los directores de medios, Exeni ratificó que el TSE no ejercerá ninguna regulación ni restricción a los espacios de información y opinión de los medios, ni a las redes sociales. "Nuestra posición clara es que no habrá ninguna restricción, ni regulación en los medios y respeto irrestricto. No habrá ningún control sobre información y opinión", señaló.

Sin embargo señaló que también se espera que los medios de comunicación, en apego a la pluralidad, difundan de manera equitativa las opciones por el Sí y por el No "eso depende del trabajo profesional de la autoregulación interna. Esperaríamos que en la etapa de silencio electoral que es de 72 horas previas al día del sufragio, estén libres de todo tipo de mensaje que induzca", dijo.

En cuanto a las redes sociales dijo que no habrá ninguna regulación ni control de mensajes, pero advirtió para quienes quieran "desinformar" o hacer "guerra sucia" el TSE estará atento y tendrá participación activa para aclarar cualquier información.