Escucha esta nota aquí

El fiscal argentino que investiga la cuenta que el fallecido Alberto Nisman tenía en Estados Unidos dijo hoy que "hay elementos para sospechar del origen de los fondos" y que trabaja con la hipótesis de lavado de dinero, "aunque no hay ningún ilícito aún comprobado", dijo en declaraciones a una radio local el fiscal Juan Pedro Zoni.

Zoni confirmó a radio América que ayer, a petición suya, se realizaron allanamientos en casa de la hermana, Sandra Nisman, y la madre de Nisman, Sara Garfunkel, en busca de documentación vinculada a la cuenta investigada en el caso Nisman .Explicó que se está "haciendo una típica investigación de lavado de activos y que hay elementos para sospechar del origen de los fondos pero concretamente no hay ningún ilícito comprobado".

Nisman, encontrado con un disparo en la cabeza en su domicilio el pasado 18 de enero cuatro días después de denunciar a la presidenta argentina, Cristina Fernández, por encubrimiento a terroristas iraníes, tenía una cuenta en Estados Unidos en la que figuraban, además, su madre y su hermana.

También era cotitular Diego Lagomarsino, el colaborador que le entregó la pistola que acabó con su vida.

Más de tres meses después del fallecimiento del procurador encargado de la causa sobre el atentado contra la mutualista judía AMIA, que dejó 85 muertos en 1994, la investigación encabezada por la fiscal Viviana Fein aún no se ha conseguido esclarecer si se trató de un suicidio, suicidio inducido u homicidio.

El pasado 10 de abril Fein envió un exhorto diplomático a Estados Unidos para que se le entreguen los datos de la cuenta a nombre de Nisman en el banco Merryl Lynch de Nueva York.

La existencia de una cuenta en Estados Unidos fue comunicada por la exmujer del fiscal fallecido, Sandra Arroyo Salgado, y confirmada por Sandra Nisman, hermana del fallecido fiscal Alberto Nisman.