Escucha esta nota aquí

7/05/2015
El problema ha sido solucionado, al menos provisionalmente. Ayer fue una jornada de intensas negociaciones entre los trabajadores y ejecutivos de Vega Solví que fueron llamados por el Ministerio de Trabajo para conciliar. Los obreros dejaron de recoger basura durante tres días exigiendo el pago de la prima de 2014 y el retiro de cuatro funcionarios de la empresa brasileña.

Sin embargo la ciudad, una vez más, mostraba su peor cara con montañas de bolsas de basura malolientes por causa de un conflicto que creció.

Los obreros que realizan la tarea de recolección de residuos domiciliarios y los que trabajan en el vertedero de Normandía encabezaron la medida, pues no creen la versión del operador extranjero que la pasada gestión no tuvo ganancias que repartir, aduciendo gastos en las pozas para lixiviados del basurero, el pago del doble aguinaldo y la compra de un lote de maquinaria.

Esta crisis ha sido la tercera que sufre la firma brasileña en tres años, volviendo a perjudicar a los vecinos. Anoche, tras un acuerdo, se anunció que hoy volverán a recoger la basura.

El convenio

Los trabajadores de Vega Solví dieron un cuarto intermedio de 10 días a la medida hasta que los ejecutivos de la firma presenten los estados financieros de 2014 para ver si hubo o no ganancias y con la condición de que no haya represalias por la protesta, para ello pidieron que sea alejado un supervisor de barrido, Johnny Capobianco.

Además, se conformará una comisión tripartita para analizar los pedidos y el Ministerio de Trabajo realizará una inspección el lunes para ver las condiciones en que se desenvuelven los obreros.

Para el jefe departamental del Trabajo, Aníbal Melgar, no puede ser que una empresa diga que invirtió todas sus ganancias, pues de ese dinero debe destinar el 25% para el pago del bono o prima anual.

Emergencia

Por su parte, la Alcaldía activó un plan de emergencia para recolectar las 1.300 toneladas de basura que se generan diariamente cuidando la salud de la población.

“Estimamos que en tres días podamos normalizar la situación, luego analizaremos las sanciones que corresponde aplicar a la empresa”, anotó Johnny Bowles, gerente de Emacruz.

Para esta tarea saldrán a las calles 200 personas en 40 vehículos pesados, aunque, desde las 6:00 de hoy, vuelven los trabajadores de Vega