Escucha esta nota aquí

10/04/2015
Al menos tres personas civiles y un militar están involucrados directamente en la desaparición de los restos del líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz, cuyos nombres serán revelados al fiscal que investiga el caso, Marco Vargas, a través de la carta que enviaron “algunas personas”, declaró ayer Frank Campero, abogado del exdictador Luis García Meza (86).

“Puede que algunos nombres ya sean de conocimiento público; sin embargo, lo mencionaremos oficialmente y con eso se judicializará la investigación con los nombres que fueron conocidos de forma extraoficial”, dijo el abogado en contacto telefónico.

Internado en la sala 16 del sexto piso del hospital Militar, el exdictador espera la “pericia sicológica” a la que debe ser sometido para constatar las declaraciones que realizó sobre el paradero de los restos del malogrado jefe del PS-1.
Según el abogado, la carta con los nombres de las personas involucradas será entregada después de la pericia que fue suspendida por un error administrativo y luego la investigación estará en manos de la Fiscalía si se convoca a las personas mencionadas.
Hasta el momento se conocen tres nombres de las personas involucradas, el comandante de la FAB general Waldo Bernal, que autorizó el aterrizaje del avión que trasladaba los restos de Marcelo Quiroga Santa Cruz a este departamento; el exprefecto Widen Razuk, que prestó el avión para ese cometido y estaba a bordo del mismo; el supuesto asesino del dirigente político, Felipe Froilán Molina Killer.

El exministro del Interior Luis Arce Gómez mencionó a una persona de apellido Revollo que también estuvo en el avión en las trágicas jornadas de julio de 1980 cuando los militares tomaron por asalto el edificio de la COB en El Prado paceño y donde fue victimado el líder político socialista.

El abogado no confirmó, pero tampoco negó que sean las cuatro personas que menciona su cliente y reiteró que los nombres serán revelados después del examen médico.

Arce Gómez
Consultado sobre la declaración del exministro del Interior Luis Arce Gómez y su participación en los hechos de julio de 1980, Campero dijo que es un ‘resorte’ del Ministerio Público porque su cliente participa en este caso como testigo.

García Meza negó, en tres entrevistas, que él hubiera participado de modo alguno en la muerte de Quiroga Santa Cruz y responsabilizó de esos hechos a su ministro del Interior, de quien dijo fue parte de esa muerte por pedido del fallecido expresidente Hugo Banzer