Escucha esta nota aquí

Los indígenas del pueblo chiquitano están divididos y pugnan por un curul en la Asamblea Legislativa Departamental (ALD), que tiene ya tiene como asambleísta electo a Emigio Poiché y la respectiva acreditación del Tribunal Electoral Departamental (TED).

"Fui elegido como asambleísta en marzo, ahora se está politizando el tema por grupos paralelos, que es financiado por el Viceministerio de Tierras y Autonomías, el Gobierno conoce la situación", manifestó a EL DEBER.

El exalcalde de San Miguel de Velasco, Pedro Damián Dorado, afirmó que Poiché fue destituido el 22 de mayo en una asamblea en Concepción y él fue elegido para reemplazarlo.

“La filosofía de este proceso es a convocatoria de las autoridades. En la asamblea participan los delegados, que son autoridades originarias, y se eligen a representantes  en dos modalidades: voto secreto y por aclamación”, indicó en una entrevista en el canal Unitel.

El excapitan grande de la Organización Indígena Chiquitana (OICH), Justo Seoane, que apoya a Dorado, explicó que convocó a una asamblea el 22 y 23 de mayo para elegir a sus asambleístas y se procedió a la elección mediante el voto secreto con la participación de todas las centrales.

Poiché respondió que la asamblea en la que fue elegido Dorado no estuvieron las centrales legalmente constituidas sino organizaciones paralelas impulsadas por el MAS. “Ellos dicen que hubo 12 centrales, pero faltó toda una provincia, Chiquitos, y siete centrales no estuvieron presentes”, explicó.

El capitán grande de la Organización Indígena Chiquitana (OICH), Eulogio Pachurí, denunció el viernes al mediodía que un grupo de personas lideradas por Justo Seoane, que fue destituido hace un mes por politizar la institución, ingresaron de forma violenta a la sede en Concepción acompañados de la Policía.

“Lamentablemente estas personas agresivas encabezadas por Justo Seoane y el excandidato a la alcaldía de San Miguel por el MAS, Pedro Damián Dorado, incitaron al enfrentamiento entre indígenas ”, manifestó Pachurí a EL DEBER.