Escucha esta nota aquí

Un cabo de la entidad de la Policía que disparó una cápsula de gas lacrimógeno en la cabeza del estudiante Jhon Copaga durante la esclada de violencia del jueves en la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) será sometido a un proceso de investigación interna.

"Se va a realizar todas las investigaciones del caso, pero por principio jurídico no podemos dar a conocer la identidad del (implicado)", manifestó, en conferencia de prensa, el comandante regional de la Policía, Luis Aguilar.

De acuerdo con el jefe policial, la decisión fue tomada en cumplimiento a una orden emitida por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, para que se establezca las circunstancias en que Copaga quedó herido.

Explicó que la determinación hará que la Dirección de Investigación Policial Interna tome el caso y determine si el cabo vulneró procedimientos policiales existentes para el uso de armas antimotines con premeditación o si el disparo de la granada de gas lacrimógeno surgió por los ánimos caldeados que había en el momento del suceso.

"Esperemos que terminen las investigaciones y para la indagación habrá que analizar ciertos procedimientos que debieron aplicar los policías y serán importantes las imágenes de televisión que captaron lo sucedido", acotó.

El ex Defensor del Pueblo, Waldo Albarracín, ahora rector de la universidad pública de La Paz manifestó, por su lado, que el caso requerirá una pesquisa transparente, porque las imágenes de video captadas sobre el hecho permitieron observar que el policía implicado disparó la granada de gas que hirió a Copaga de manera horizontal cuando debió lanzarla hacia arriba.

Por su lado, los parientes del estudiante herido, dirigentes de la Federación Universitaria Local y estudiantes de la UMSS marcharon y llegaron hasta las puertas del Comando Departamental de la Policía para protestar por lo sucedido y anunciaron que presentarán una querella penal contra el uniformado involucrado.

Entre tanto, Copaga fue sometido a una nueva operación para evitar un edema en el cerebro. La pericia quirúrgica se registró 24 horas después de practicada una craneotomía para extirparle un coágulo cerebral.