Escucha esta nota aquí

En 32 años, el Plan Tres Mil siente más que nunca la necesidad de sacudirse de los males que arrastra, muchos de los cuales se atribuyen a las autoridades. A 11 días de las próximas elecciones subnacionales, EL DEBER reunió en un foro a siete figuras representativas de la conocida ciudadela Andrés Ibáñez para elaborar lo que se denominó Memorándum del Plan, un documento con 10 peticiones clave a los candidatos que aspiran a ocupar un cargo por los próximos cinco años en Santa Cruz de la Sierra.

Un rostro de ‘ciudad’
El padre Nicolás Castellanos, presidente de la Fundación Hombres Nuevos; Amelia Solórzano, empresaria y propietaria de Patra; Victoria Veizaga, vecina fundadora del Plan; Raúl Ayala, del Subcomité Cívico; Juan Pablo Sejas, del Centro San Isidro; José Luis Ayala, del Proyecto Cultural Amistad; y Casimiro Justiniano, presidente de la Asamblea Distrital del Deporte participaron ayer en el foro, cada uno con aportes desde su ámbito de acción.

En resumen, el Plan aspira a seguir creciendo pero como una ‘ciudad’ ordenada, más limpia, con un mercado modelo, con más oportunidades para los jóvenes, mejores condiciones para sus cientos de industrias, más cultura y atención para la tercera edad

El memorándum

UNO
El traslado del mercado
Es la demanda en la que todos coinciden. El mercado de la rotonda de ingreso a la ciudadela es un peligro latente, donde cunden los robos y los malvivientes. También se ha convertido en un foco insalubre por el montón de basura que hiede desde lejos. Los puestos incluso invadieron el ingreso al hospital Virgen Milagrosa, de la Fundación Hombres Nuevos. Los vecinos exigen su pronto traslado al nuevo mercado modelo que ya se inauguró, pero que no se lo ocupa todavía. Piden desalojar a los vendedores de las avenidas de acceso: la Campana, Che Guevara, El Mechero y Paurito.

DOS
PARQUE INDUSTRIAL LIVIANO
En el Plan existen al menos 250 microempresas y otro número de empresa crecientes que no han encontrado un ‘canal de comunicación’ con las autoridades ni una política de desarrollo. Hoy demandan la creación de un parque industrial liviano dentro de la ciudadela, en el que la Alcaldía les dote de un terreno y las condiciones que necesitan. Estas empresas plantean el desafío de convertirse en aliados estratégicos de las futuras autoridades, por su capacidad para generar empleos y recursos.

TRES
UN PROYECTO URBANÍSTICO
En poco más de tres décadas, el Plan ha crecido de forma desordenada, caótica y en medio de mucha suciedad. Sus habitantes exigen un proyecto urbanístico para cambiarle el rostro a la ciudadela y convertirla en una ciudad independiente, con un accionar autónomo y descentralizado. Proponen dejar de ser un ‘fantasma’ invisible para las autoridades y piden una solución inmediata al caos y a la suciedad que existe en la rotonda para ser una ‘ciudad que enamore’.

CUATRO
INVERTIR EN EDUCACIÓN Y SALUD
A pesar de que se han construido hospitales de segundo nivel, los pobladores de la ciudadela se sienten ‘mendigos de la salud’ por las carencias en el servicio. Muchas veces tienen que ir hasta el centro de la ciudad en busca de un especialista, por lo que exigen un mayor número de profesionales especializados en diferentes ramas. En la educación, si bien la Alcaldía ha construido módulos, exigen más guardias y policías para cuidar a los estudiantes de la venta de drogas, atracos y violaciones.

CINCO
INDEPENDIZARSE DE LA POLÍTICA
Los asistentes al foro expresaron su molestia con los políticos que ‘se llenan la boca’ con solo promesas de más obras. Ya no quieren sentirse utilizados por los políticos de turno y piden a la gente ser auténticos vecinos para usar la autonomía que tienen en pro del mismo Plan y no en beneficio de intereses ajenos. Cuestionaron duramente por qué el municipio que dice tener casi $us 1.5 millones de presupuesto anual, al Plan solo le ‘llegan las migajas’. Exigen una ‘mejor repartición de la torta municipal’.

SEIS
Mejor servicio para basura
Reclaman por el mal servicio de aseo urbano que tienen en este momento. Se quejan por el mal olor que hay en todas partes, porque hay acumulación de basura. Esto se puede observar en la entrada a la urbanización Guapurú y otros sitios, que exponen al ciudadano al peligro de enfermedades epidérmicas. Identifican que la avenida de la rotonda a la plaza del Mechero es un basurero maloliente, ‘indigno de gente civilizada de este siglo’. Sienten que el problema de la basura ha llegado a límites intolerables y exigen que se mejore la frecuencia del recojo y la limpieza de las calles y avenidas, tal como se lo hace en zonas céntricas de la ciudad.

SIETE
Formación técnica
Piden más centros de capacitación y formación técnica para forjar jóvenes emprendedores y crear más empresas que generen fuentes de empleo en esta ciudad satélite. Los empresarios aseguran que, ante la ausencia de estos centros, se ven obligados a formar la mano de obra en los lugares de trabajo, por lo que plantean que los gobiernos municipal, departamental y nacional pueden trabajar en el tema y dar más oportunidad a los ciudadanos de este distrito.

OCHO
Más espacios recreativos
Los jóvenes, por necesidad, se han visto obligado a tomar las plazas para ensayar danza y teatro. De 13 campos deportivos que identifican, solo en cinco se hacen campeonatos. Tienen dos coliseos que no los pueden ocupar como quisieran, por eso los ven como un ‘monumento al cemento’, sin utilidad. Piden la creación de espacios para dar más oportunidades a cientos de niños y jóvenes. Argumentan que el 40% de la población del Plan es joven y por eso necesitan estos espacios adecuados.

NUEVE
Promover la cultura
No existen planes, proyectos culturales y, los que se han creado son privados, como el grupo del proyecto cultural Amistad Educación a través del Arte, o el Centro Cultural San Isidro, de largo alcance cultural, y la facultad de Teatro, de la universidad Católica Boliviana, única en toda Bolivia, además del complejo Ciudad de la Alegría. Exigen que se invierta más en actividades culturales donde los jóvenes puedan aprender música, teatro, danza y otras actividades extracurriculares para ocupar la mente de los jóvenes.

DIEZ
Más centros PARA ancianos
Los ancianos son una población desatendida en el Plan Tres Mil. La Fundación Hombres Nuevos tiene un centro de ancianos, donde realizan actividades y les dan alimentación diaria. Los vecinos aseguran que hay muchos ancianos abandonados y desamparados que deambulan por las calles. Piden a los candidatos que en cada barrio haya un hogar para esta población donde reciban la debida atención.