Escucha esta nota aquí

Martín Vizcarra utilizó Twitter para expresar su estado de ánimo y adelantar cómo encontrará a Perú después de que Pedro Pablo Kuczynski renunciara a la Presidencia. El nuevo mandatario tendrá que enfrentar los cuestionamientos por casos de corrupción impulsados desde el Congreso de mayoría opositora, así como los pedidos de adelantar las elecciones generales que solicitan algunos líderes políticos.

“Estoy indignado por la situación actual, como la mayoría de los peruanos. Pero tengo la convicción de que juntos demostraremos una vez más que podemos salir adelante. Por ello, regreso al Perú para ponerme a disposición del país, respetando lo que manda la Constitución.#ElPerúPrimero”, tuiteó el miércoles el entonces primer vicepresidente peruano y embajador de su país en Canadá, minutos después de la dimisión de PPK, como es conocido Kuczynski.

La indignación de Vizcarra es por la crisis política provocada por los escándalos de corrupción que tiene como uno de los principales elementos el caso Odebrecht, en el que, precisamente, está involucrado Kuczynski y que hizo recrudecer la pugna por el poder con Keiko Fujimori, la hija del exmandatario Alberto Fujimori, que en junio de 2016 perdió la elección presidencial frente a PPK y con el que mantenía una férrea rivalidad política.

Kuczynski, de 79 años, dejó el cargo el miércoles en medio del escándalo causado por la difusión de videos y audios que muestran a sus aliados intentando comprar votos de congresistas del bloque de Kenji Fujimori (el hermano menor de Keiko) para evitar su destitución (el 21 de diciembre de 2016) por sus presuntos vínculos con la constructora brasileña Odebrecht. 

Después de la votación en la víspera de la última Navidad, en que el Congreso ratificó a PPK en la Presidencia con algunos votos de la oposición, el entonces mandatario peruano concedió un indulto a Alberto Fujimori, que pagaba condena por crímenes de lesa humanidad. 
 La libertad de Fujimori, considerado el séptimo presidente más corrupto del mundo, fue tomada por el electorado de PPK como un pacto político y una traición, pues precisamente le habían dado su voto para que no lo indultara, algo que se suponía que haría su rival, Keiko Fujimori, hija del exmandatario, a la que derrotó por apenas 40.000 votos.

Piden cambios
Vizcarra tiene la posibilidad constitucional de completar el mandato hasta 2021, pero tendrá que enfrentar al Congreso, que investiga casos de corrupción y que involucra a dirigentes del partido de PPK, y la presión de algunos jefes políticos que piden que convoque nuevas elecciones. Ese es el caso de la líder del movimiento izquierdista Nuevo Perú, Verónika Mendoza, que propuso al nuevo jefe de Estado que impulse una reforma constitucional y llame a nuevos comicios generales. 

“Cuando hablamos de nuevas elecciones, hablamos de elecciones con nuevas reglas de juego para que no vuelvan los que nos llevaron a esta crisis pretendiendo darnos reglas de moral”, señaló Mendoza, quien agregó que es necesario “frenar el dinero sucio en la política”.  

La líder de izquierda, que fue la tercera candidata más votada en las presidenciales de 2016 por detrás de PPK y de Keiko Fujimori, también pidió a Vizcarra que defienda la autonomía del sistema de justicia para garantizar que sigan las investigaciones por corrupción.

Precisamente, el equipo especial anticorrupción de la Fiscalía de Perú solicitó el miércoles al Poder Judicial el impedimento de salida del país de Pedro Pablo Kuczynski, tras su renuncia al cargo en medio de denuncias por presunta compra de votos en el Congreso.

La petición de convocar nuevas elecciones también fue presentada por el ex candidato presidencial del partido centrista Acción Popular (AP), Alfredo Barnechea, quien señaló que Vizcarra debe asumir la Presidencia de forma transitoria y después llamar a una nueva votación.

Barnechea consideró que “solo las elecciones generales reordenarán el país”, tras la crisis desatada por las acusaciones contra Kuczynski por sus vínculos con  Odebrecht y la difusión de audios y videos en los que aliados del Gobierno intentaban comprar votos de legisladores de la oposición para evitar que el Congreso destituya al mandatario.

“Perú tiene la obligación o el reto de demostrar que sus instituciones constitucionales funcionan”, afirmó el abogado constitucionalista Ángel Delgado Silva.

 El experto remarcó que esto “implica reconocer que los procedimientos de reemplazo constitucional van a ser respetados”, ya que la Carta Magna peruana "ha establecido un mecanismo ordenado, un procedimiento para afrontar situaciones graves”.

Opiniones

Un sondeo de opinión realizado antes de la renuncia de Kuczynski y publicado el jueves por el diario peruano La República señaló que el 49% de los ciudadanos estaba a favor de nuevas elecciones si el gobernante dejaba el cargo.

Según la encuesta, realizada por la empresa privada GfK entre el 17 y el 20 de marzo a 1.164 personas, esa cifra de la población también estaba a favor de la renuncia de los vicepresidentes Vizcarra y Mercedes Aráoz, mientras que el 26% apoyaba la sucesión constitucional de Vizcarra.

Precisamente Vizcarra, que es  ingeniero de profesión, renunció en mayo de 2017 como ministro de Transportes y Comunicaciones, cargo que también ocupaba,  después de ser interpelado en el Congreso y ante una inminente censura por el caso de la adenda del aeropuerto de Chinchero. El 28 de septiembre de ese mismo año fue designado embajador de Perú en Canadá.

Por su lado, Mercedes Aráoz, la segunda vicepresidenta de Perú, es apuntada como la principal escudera de Kuczynski en su rol de primera ministra del Ejecutivo saliente.

La cumbre es un gran reto

Los presidentes y jefes de Estado de las Américas y Europa están convocados para la Cumbre de las Américas en Lima, que se celebrará los días 13 y 14 de abril. Un diputado chileno pide que se suspenda la cita.

Después de asumir la Presidencia, Martín Vizcarra deberá afrontar el reto de inaugurar, en tres semanas, la octava Cumbre de las Américas, en la que participará el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y también pretende asistir el venezolano Nicolás Maduro, a pesar de que el régimen de Kuczynski le retiró la invitación. 

La cumbre está en la agenda del ahora presidente, incluso antes de asumir formalmente el mando. El diario El País, de España, publicó en su edición digital del jueves que Vizcarra ya está empezando a tomar el poder incluso desde Canadá y ha conversado con la canciller saliente para expresar que será él quien reciba a los jefes de Estado en la próxima Cumbre de las Américas de abril en Lima.

El ingeniero, de 55 años y que fue gobernador de la región de Moquegua (2011-2014), tiene que realizar gestiones diplomáticas para garantizar la presencia de los jefes de Estado en el evento que se celebrará en Lima los días 13 y 14 de abril.

El portal argentino RT informó de que el miércoles el presidente de Argentina, Mauricio Macri, conversó por vía telefónica con su homólogo de
Colombia, Juan Manuel Santos, para intercambiar impresiones sobre la renuncia del presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski. Al concluir esta conversación, Macri habría avisado a su jefe de gabinete que en caso de renuncia de Kuczynski cancelaría la visita.
Por su lado, el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Chile, Vlado Mirosevic, consideró que la cita debería suspenderse por la crisis política que atraviesa Perú.

Detalles del conflicto

Elecciones.  Pedro Pablo Kuczynski gana las elecciones presidenciales en septiembre de 2016 por un estrecho margen a Keiko Fujimori (50,12% contra 49,88%). PPK prometió no indultar al exmandatario Alberto Fujimori.

Denuncia.  En marzo de 2017 salió a la luz que la consultora Westfield Capital, propiedad de Kuczynski, había facturado más de $us 782.000 a la constructora brasileña Odebrecht entre 2004 y 2007, tiempo en que fue ministro en el Gobierno del expresidente Alejandro Toledo.

Alianza.  En diciembre de 2017, el mandatario se aproximó al diputado Kenji Fujimori (FP), enfrentado con su hermana Keiko y más próximo a su padre, Alberto Fujimori, para evitar que el Congreso lo expulse.

Indulto.  Fujimori recibió un indulto humanitario en la Nochebuena de 2017. Kuczynski atraviesa una crisis política. El miércoles se conocieron videos de la negociación con Kenji.