Escucha esta nota aquí

Una nueva jornada de violencia se vivió ayer en el marco de la crisis institucional de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca). Se registraron dos decenas de detenidos y varios heridos, pero el conflicto continúa ahondándose con dirigencias paralelas que mantienen en incertidumbre a la entidad, que agrupa a los cocaleros de Yungas.

El conflicto ya lleva dos semanas. Por un lado está el comité ad hoc, acusado de ser apoyado por el Gobierno, que tomó la sede de Adepcoca desde el lunes 12 de marzo. En la otra vereda está la directiva liderada por Franclin Gutiérrez, que fue ratificada en ampliado del viernes y ahora intenta retomar la sede de Villa Fátima.

La Policía custodia la sede de Adepcoca, tomada por el comité ad hoc. Los seguidores de Gutiérrez intentaron retomar las oficinas en varias oportunidades, pero chocaron con las fuerzas del orden que los reprimieron con gases. Entre el lunes y el martes hubo más de 40 detenidos.

Enfrentamiento

El comité ad hoc anunció que para pacificar el conflicto daría un paso al costado, para dejar la directiva de Adepcoca a los fundadores; sin embargo, antes que se haga la transición, este jueves se desató de nuevo la violencia.

En el último enfrentamiento, los seguidores de Gutiérrez intentaron tomar la sede, pero volvieron a enfrentarse con la Policía.

El comandante Faustino Mendoza informó que se aprehendió a 20 cocaleros. 12 acusados por delitos contra la propiedad y ocho por uso de explosivos. Agregó que producto del enfrentamiento hay dos efectivos policontusos.

De parte de los cocaleros, el secretario de Conflictos de Adepcoca de Gutiérrez, Álex Quisbert, aseveró que hubo 12 heridos, de los cuales tres presentan mayor gravedad porque fueron impactados con balín. Ellos fueron llevados al Hospital San Francisco de Asís.

Directiva

Tras la violencia, el comité ad hoc cesó sus funciones y posesionó a una nueva directiva de Adepcoca conformada por fundadores de la institución, a la cabeza de Honorato Atto.

El dirigente posesionado anunció que estará al mando de una gestión. Dijo que buscará diálogo con Franclin Gutiérrez, pero pidió garantías a las bases para desarrollar su gestión. Gutiérrez no se pronunció, hasta el final de la tarde, sobre la directiva de Atto.

El ministro Carlos Romero dijo anoche que espera que las partes lleguen a un acuerdo y dijo que el Gobierno no tiene nada que ver en el conflicto.