Escucha esta nota aquí

La dirigencia de Oriente Petrolero dejó en libertad a sus jugadores este viernes luego de concluir el campeonato Clausura en el que mostró un bajo nivel. Los refineros volverán al trabajo el 27 de diciembre, fecha en la que ya se contará con un nuevo entrenador de cara a la temporada 2018.

Los albiverdes cerraron el año con una derrota a manos de Sport Boys (2-3) la noche de este jueves en el Tahuichi. Oriente, que está clasificado a Copa Libertadores, como Bolivia 4, terminó el Clausura en la sexta posición (28 puntos) a 16 puntos del campeón Bolívar, que puede ampliar la diferencia este domingo cuando juegue su último partido ante Universitario de Sucre en La Paz.

La escuadra cruceña necesita reforzar todas sus líneas si quiere mostrar una mejor cara en la próxima temporada. Del actual plantel la columna vertebral compuesta por el arquero Romel Quiñónez, el volante Marcel Román y el delantero José Alí Meza en lo más rescatable del equipo que terminó dirigiendo Francisco Takeo.