Escucha esta nota aquí

Kennedy Bakircioglu, defensor del club de fútbol sueco Hammarby, impresionó a todos durante un encuentro con el IFK Göteborg. El jugador de 37 años, que disputa su última temporada en el club, ingresó a la cancha en el minuto 73 del partido para marcar un gol solo 5 minutos después.

Tras marcar desde casi 30 metros, el sueco corrió hacia las tribunas, desde donde algún hincha lanzó un vaso de cerveza. Bakircioglu lo atrapó en el aire y se tomó lo que quedaba de un sorbo. /RT