Escucha esta nota aquí


El presidente Evo Morales se sometió la tarde del lunes a una prueba de ácido desoxirribonucleico, abreviado ADN, para confirmar o no la paternidad del hijo que, supuestamente, tuvo con Gabriela Zapata en 2007. Sin embargo, su expareja, aduciendo que debían estar juntos durante el procedimiento, se negó a hacerlo, informó abogado Eduardo León.

El jefe de Estado ingresó a las 17:00 a las instalaciones del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), en la ciudad de La Paz, y 23 minutos después abandonó el lugar en medio de un fuerte resguardo policial.

Luego ingresó Zapata para someterse a la misma prueba; sin embargo, los abogados de la mujer expresaron su molestia porque su cliente no pudo coincidir con Morales en el IDIF. A las 17:38 abandonó el lugar y León informó que no se había sometido al examen.,

,

La jueza Jacqueline Rada es la autoridad que ordenó la realización de la prueba de ADN y en ese marco también debió ser sometido el presunto hijo de Morales.

Gabriela informó la semana pasada que el menor ya fue presentado ante la jueza; sin embargo esta versión no ha podido ser corroborada por que el caso ha sido declarado como "proceso judicial reservado" y Rada está prohibida de brindar algún dato al respecto.

En febrero pasado, el presidente aseguró que el niño que tuvo con Zapata "por mala suerte" falleció. Sin embargo, esta versión fue desmentida por una tía de la ex pareja del mandatario, Pilar Guzmán, que afirmó que el menor de edad está vivo.
,