Escucha esta nota aquí

La Paz, El Alto, Sucre y Cochabamba afrontan problemas con sus servicios de transporte público, debido a una amenaza de alza de pasajes, en el caso de las tres primeras, y la oposición a la implementación del transporte metropolitano y tren metropolitano.

En el caso de la sede de Gobierno, la Federación de Transportistas de La Paz dio plazo hasta el 15 de septiembre para que la Alcaldía apruebe un incremento de un 0,72 bolivianos en las tarifas, mientras que en Cochabamba se anuncia un paro el miércoles 2 de septiembre contra la implementaciòn de un tren metropolitano en la capital del valle.

Conoce más: Choferes piden reunión con Evo por tema pasajes

Respecto a El Alto, el sector en conflicto advierte con implementar un costo único de 1,50 bolivianos, pese al rechazo de la ciudadanía que se queja por el mal servicio de los conductores, que no cumplen sus rutas y solo abarcan tramos. 

En Sucre, el Sindicato de Micros pide una nivelación del pasaje, hecho que la población considera un "tarifazo", lo que ocasionó una masiva marcha de vecinos. En esa región se pretendió un incremento mayor al 100 por ciento.

Puedes leer: Anticipan inminente alza de tarifas del transporte

Se anticipó que en La Paz existiría un paro de transportes el próximo miércoles, pero la medida queda en vilo ante la existencia de dos organizaciones que agrupan a los choferes. En todos los casos, las autoridades convocaron a reuniones para solucionar los conflictos.