Escucha esta nota aquí

Dos documentos y un planteamiento son los que Chile expuso este lunes en el inicio de los alegatos orales en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. Se pide a esa instancia que se declare incompetente para tratar el fondo de la Demanda Marítima presentada por Bolivia. 

El agente Felipe Bulnes y el equipo jurídico chileno hicieron, en primer lugar, amplia referencia al Pacto de Bogotá, firmado en abril de 1948. El documento dice, en su artículo VI que no se puede llevar a un juicio una controversia que ya fue regida por acuerdos o tratados en vigencia a la celebración del Pacto. 

La segunda pauta de la argumentación del vecino país es la vigencia y cumplimiento del Tratado de 1904, que pone fin a la guerra entre Chile y Bolivia, definiendo compromisos y los actuales límites territoriales, dejando al país sin una salida soberana al océano Pacífico. 

Y el tercer pilar de la intervención chilena es el riesgo que implica la demanda boliviana, alertando que esta pone en riesgo toda la política de protección de las fronteras en el mundo, al pretender modificar una vía para tener un acceso soberano al mar. 

Dentro de las explicaciones, Chile aseguró que cumple con lo acordado en el Tratado de 1904, en relación a las ventajas de transporte y otros beneficios fijados, haciendo énfasis a que quedaron definidos los límites entre ambas naciones.

Además, se usa como ejemplo el caso entre Colombia y Nicaragua de 2007, por unas islas y la delimitación marítima en el Caribe, cuando la Corte Internacional determinó que se "deben aplicar el Pacto de Bogotá, y en especial el carácter restrictivo el artículo VI de este acuerdo".

Las frases que deja la intervención de Chile

El agente Felipe Bulnes dijo que "Chile solicita a esta Corte que proteja el pacto de Bogotá del intento de Bolivia", advirtiendo que "solicitar la obligación de negociar pone en riesgo toda la política de protección de fronteras".

Mónica Pinto, primera abogada de Chile, afirmó que ese país "no habría firmado el Pacto Bogotá sin dejar claro que Bolivia no podría cuestionar algo ya zanjado"

Lo que dice el artículo VI del Pacto de Bogotá

"Tampoco podrán aplicarse dichos procedimientos (resolución pacífica de controversias en la CIJ) a los asuntos ya resueltos por arreglo de las partes, o por laudo arbitral, o por sentencia de un tribunal internacional, o que se hallen regidos por acuerdos o tratados en vigencia en la fecha de la celebración del presente Pacto".