Escucha esta nota aquí

El procurador anticorrupción de Perú, Joel Segura, afirmó este jueves que las autoridades peruanas cumplirán con los requerimientos de la justicia boliviana para evitar que el empresario Martín Belaunde Lossio quede en libertad el próximo 21 de marzo.

De esa manera, Segura comentó la advertencia que hizo el ministro
boliviano de Gobierno, Hugo Moldiz, quien dijo el miércoles que Belaúnde Lossio podría quedar en libertad porque las autoridades peruanas no han tramitado oficialmente su extradición ni pidieron ampliar su detención preventiva. 

"Estamos con los términos muy cortos, pero tengan por seguro que
el sistema de justicia de Perú va a tener que cumplir con ese rol. 
Yo aseguro que Martín Belaunde Lossio no saldrá en libertad el 21 de
marzo", enfatizó el procurador en declaraciones a la emisora RPP
Noticias.

Segura reconoció que se requiere que el Poder Judicial peruano apruebe el pedido de extradición del empresario, quien fue asesor del presidente Ollanta Humala durante la campaña electoral del 2006, para poder pedir la ampliación de su detención preventiva.

"Tenemos que presentar un nuevo pedido de extradición, la misma
que tiene que ser aprobada por la Corte Suprema y vía cooperación
internacional y Cancillería llegar al Tribunal Supremo para que esta
pueda evaluar. Y en esos términos pedir la extensión de la prisión
que el ministro de Gobierno (Moldiz) estaba haciendo comentarios",
concluyó.

El procurador añadió a la agencia oficial Andina que "la Fiscalía
y el juzgado, de acuerdo a sus funciones, están trabajando
intensamente
en preparar el nuevo pedido" que, según consideró,
estará listo durante esta semana

"Entiendo que en el transcurso de esta semana está subiendo el
nuevo pedido a la Corte Suprema, para que sea evaluado, admitido y
pase a Bolivia", señaló.

El trámite de extradición

La Corte Suprema de Justicia peruana rechazó el 7 de febrero
pasado los términos de una primera solicitud de extradición de
Belaunde Lossio, al señalar que en Bolivia solo se aplica los
delitos de peculado
(malversación de fondos públicos) y asociación
ilícita a los funcionarios públicos.

Belaúnde Lossio, que está bajo arresto domiciliario en La Paz
desde el pasado 21 de enero, está acusado de gestionar intereses de
empresas particulares para adjudicarles contratos con el Estado
peruano en gobiernos regionales y obtener beneficios económicos
personales
, por lo que un tribunal de su país ordenó en mayo pasado
su detención preventiva durante 18 meses.

Según el Gobierno peruano, es el presunto autor de delitos contra
la administración pública, malversación de fondos públicos y
asociación ilícita para delinquir y tiene una orden de captura
internacional desde el 11 de septiembre de 2014.

El empresario mantiene un recurso de apelación en la Comisión
Nacional del Refugiado (Conare) para que ese órgano reconsidere su
solicitud de refugio en Bolivia, desestimada en primera instancia
por el organismo boliviano el 23 de enero.

Según Moldiz, la Comisión de Impugnación del Conare deberá
pronunciarse la próxima semana sobre esa apelación.

Tras conocerse las declaraciones del ministro boliviano, el
presidente Humala anunció ayer la convocatoria a una reunión con
ministros y exministros de su Gobierno para tratar los próximos
pasos que el Estado peruano seguirá en este caso.

"No podemos dejar de defender con firmeza y transparencia los
intereses nacionales, ni evadir la situación de una persona que es
solicitada por la Justicia peruana. Tenemos que hacer todo nuestro
esfuerzo
para que se presente ante el juez, al margen de que sea
culpable o inocente", sentenció Humala.