Escucha esta nota aquí

El comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, Eloy Antezana, llegó hasta el punto de bloqueo que mantienen decenas de vecinos en el botadero municipal de Normandía para persuadir a los manifestantes de que levanten la medida de protesta, que impide el ingreso al vertedero de los camioners que recogen basura de la ciudad.

Este jueves se cumple el cuarto día en que dos protestas, una que pide la construcción de un tecnológico en la zona y otra que demanda el traslado del basurero a otro sitio, impiden el ingreso de las 1.300 toneladas de basura diarias que genera la ciudad de Santa Cruz.

Policía no usará la fuerza 

Antezana dijo que agotará todas las instancias del diálogo para que las personas que bloquean el ingreso al vertedero depongan sus protestas. Descartó intervenir el bloqueo por que en el sitio existen mujeres y menores de edad.

“Yo espero que este conflicto llegue a buen término con el municipio, estamos persuadiendo. Hemos hecho una apreciación de la situación, en el lugar del bloqueo existe una gran cantidad de niños y mujeres y contra ellos la Policía jamás va a utilizar la fuerza”, afirmó Antezana.

Alcaldesa cumple un día en huelga

La alcaldesa de Santa Cruz, Desirée Bravo, se reunió este miércoles 18 de marzo con la autoridad policial, en la cita la burgomaestre pidió a Policía intervenir en el conflicto que está atentando contra la salud de las más de dos millones de personas que se ven afectadas por la cantidad de basura que va acumulado en la capital cruceña debido al bloqueo.

Bravo, que cumple este jueves su primer día de huelga de hambre, tiene previsto brindar una conferencia de prensa a las 9:30 en el Concejo Municipal, en donde brindará un pronunciamiento respecto al conflicto en Normandía.