Escucha esta nota aquí

La cantante argentina Ángela Leiva es de aquellos artistas que se consideran casi bolivianos por el cariño recíproco que tienen con nuestra gente. El país la conoció a sus 20 años, cuando trajo por primera vez sus cumbias que causaron amor a primera vista en el público; ahora, la cantante regresa a sus 26, convertida en una hermosa mujer y con un nuevo disco, que contiene temas más maduros, que además de cumbia, también suenan a bachata y a balada.

Ángela Leiva llegó anoche a Santa Cruz de la Sierra para promocionar el disco Indestructible, que será el protagonista de la gira de conciertos que la cumbiera dará del 11 al 25 de abril, en diferentes ciudades bolivianas. Hasta el momento, confirmó su actuación el 11 en La Paz, el 18 en Cochabamba y el 25 en Oruro. La fecha en Santa Cruz está por confirmarse.

“Cada vez que llego a Bolivia siento el mismo cariño que me demostraron la primera vez. Ustedes son un público muy apasionado, con el que tengo una relación de amor mutuo”, expresó la artista desde Buenos Aires, antes de abordar el vuelo que la traería a la ciudad, de la que ya perdió la cuenta de la cantidad de veces que visitó.

Sobre el material que trae consigo, la argentina comentó que muestra su evolución artística, especialmente en la balada Indestructible, que denuncia la violencia de género, y en las bachatas más bailables Y lloro y Wrecking ball