Escucha esta nota aquí

Hay molestia en la Policía Departamental de Santa Cruz tras los sucesos del pasado viernes, en el Tigo Music Fest, en el que varios incidentes empañaron el desarrollo del evento.

El comandante departamental, coronel Sabino Guzmán apuntó al excesivo consumo de alcohol como el responsable de los hechos de violencia que se reportaron aquella noche, por lo que se decidió que la Policía no participará de ningún evento en el que se comercialice este tipo de bebidas.

Guzmán lamentó que las autoridades encargadas de arrendar el estadio Tahuichi, en este caso la Gobernación, hayan alquilado este escenario conociendo que existe una ley que prohíbe el expendio de bebidas alcohólicas en actividades de esta naturaleza. 

"Nosotros vamos a hacer la representación correspondiente, y en ningún evento en el que vendan bebidas alcohólicas la Policía va a participar, porque nosotros no queremos ser parte de esta situación. Hay una ley que prohíbe y pese a ello han autorizado la venta de alcohol", lamentó Guzmán en declaraciones a la red Unitel.

Responsabilizan a los organizadores

La Gobernación de Santa Cruz responsabilizó totalmente a los organizadores del evento del descontrol que hubo el festival musical, ya que a partir del alquiler del espacio todo lo referido a la seguridad y otros aspectos depende de los organizadores.

Guillermo Saucedo director de Deportes de la administración departamental, explicó que tras firmar el contrato de arrendamiento son los organizadores los que deben coordinar con todas las autoridades, municipales y departamentales, además de la Policía, los aspectos referidos a las seguridad e incluso el consumo de alcohol en el escenario. 

"Es responsabilidad del organizador: Nosotros como Gobernación, propietarios del escenario lo cedemos (el estadio) bajo estas condiciones", dijo Saucedo en conferencia de prensa. 

Por su parte, Enrique Bruno, secretario de Seguridad Ciudadana de la Gobernación, criticó que "haya fiestas de este tipo con esta cantidad de alcohol" y que hayan provocado graves incidentes como los del viernes.