Escucha esta nota aquí

El juez federal Donald Middlebrooks condenó al ciudadano boliviano Javier Nenos Rea (32), que se declaró culpable de contrabando de armas, a 46 meses de prisión, dos años de libertad supervisada y deportación a su país de origen.

Nenos Rea, se presentó ante su audiencia vestido en uniforme de prisionero, sus manos y tobillos esposados y hablando en español comenzó diciendo: “Quiero pedir perdón a Dios, primeramente, a la corte, a usted señor juez, por haber cometido este delito, y a mi hijo”, confesó Nenos Rea.

El boliviano fue acusado en una denuncia penal presentada ante el tribunal el pasado 27 de agosto, día en que Nenos Rea fuera arrestado como parte de una investigación más amplia que llevó a la detención de otros ocho sospechosos en la ciudad de Santa Cruz. Dos de los ocho eran policías y otros tres empleados del servicio postal boliviano, señala El Nuevo Herald.

Nenos Rea fue detenido cuando le entregó al agente encubierto una mochila con 9.370 dólares como pago por las armas. El Juez Middlebrooks recomendó a la Oficina de Prisiones retener a Nenos Rea en una prisión del sur de la Florida con el fin de facilitar que su familia, que vive en Bolivia, lo pueda visitar mientras cumple su condena.