Escucha esta nota aquí

El inicio del torneo Clausura de 2018 se complicó en las últimas horas. Los representantes de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) y de Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol) jugaron sus cartas ante la opinión pública, pero ninguno garantizó que el balón rodará el fin de semana.

Los federativos aseguraron que la logística estará en los escenarios la fecha y hora indicada para que se disputen los compromisos programados; sin embargo, anunciaron que no garantizarán a los clubes deudores. "La Federación en este momento no tiene fondos para hacer un préstamo o pago, no podemos hacernos cargo por los contratos que han firmado clubes que ahora deben varios meses de sueldo”, afirmó Freddy Téllez, director ejecutivo de la FBF.

CONFERENCIA DE PRENSA DE LA FBF

Sobre el tema, el secretario ejecutivo de Fabol, Milton Melgar, fue categórico al señalar que no se jugará (hasta que se pague a sus afiliados). "La dirigencia de la Federación dio la respuesta. No cumplieron con lo acordado, entonces no hay campeonato", afirmó Melgar a DIEZ.

El representante de los futbolistas lamentó el incumplimiento de un acuerdo entre partes, firmado por el presidente de la FBF, César Salinas. "Ellos faltaron a un compromiso y ahora empiezan a distorsionar la verdad y los planteamientos acordados. Está claro que la dirigencia no quiere nada, ni el bien para el fútbol", indicó.

CONFERENCIA DE PRENSA DE FABOL 

Con ambas posiciones, el inicio del Clausura se complica a medida que pasan las horas. Oriente y Aurora deben abrir el telón el viernes (20:00); sin embargo, el compromiso en Cochabamba no se garantiza por un tema dirigencial.