Escucha esta nota aquí

El entrenador del Manchester United, José Mourinho, volvió a ser noticia en Inglaterra, esta vez, por su reacción tras el empate del Chelsea (2-2), en el Stamford Bridge. El luso no pasó por alto el festejo del colaborador del cuerpo técnico de los azules, Marco Ianni, e intentó golpearlo.

 

El United iba ganando por 2-1, pero en los minutos finales, Ross Barkley firmó el 2-2 definitivo, que desencadenó un alboroto en los banquillos. Lanni, ayudante del técnico Mauricio Sarri, celebró el gol ante Mourinho, que salió de su asiento a buscar pelea.

El hecho solo llegó a insultos entre ambos cuerpos técnicos, gracias a la intervención de la seguridad del estadio y de algunos jugadores, como el argentino Sergio Romero, del United.