Escucha esta nota aquí

En algunas líneas de producción de las plantas de Ford en EE.UU. algunos trabajadores fueron equipados con un traje
especial denominado Exosqueleto, con la finalidad de disminuir la fatiga, cuando por largas horas el trabajador tiene que estar con los brazos alzados ajustando tuercas abajo del vehículo. Si bien muchos sectores de las fábricas fueron automatizados
en los últimos años, en otras líneas de producción la mano de obra humana sigue siendo indispensable, donde el esfuerzo físico
en muchos casos sigue siendo bastante grande. Esta clase de “musculo artificial” llamado EksoVest, es desarrollado
por una empresa de California, es apto para hombres entre 1,52 y 1,98 de alto y proporciona entre 2.4 y 6.8 Kg de asistencia
de elevación por cada brazo.