Escucha esta nota aquí

Tras la polémica causada por la exposición de la controvertida obra "No vestida para conquistar", de la escultora austríaca Inés Doujak, que refleja a la dirigente social boliviana, Domitila Barrios, en pose sexual con el rey Juan Carlos de España, tres funcionarios han perdido sus cargos en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA).

Entre ellos se encuentra el director, Bartomeu Marí, quien el viernes pasado entregó una carta donde ponía a disposición su cargo. Asimismo se retiró del museo a Paul Beatriz y Valentín Roma.

La pintora Ejti Stih no cree que la más afectada por la escultura sea la imagen del Rey de España, como se afirma, sino la de la luchadora social boliviana Domitila Chungara, debido a que un "perro la monta", manifestó.

La polémica surgió en primera instancia a causa de que Marí resolvió en primer lugar no abrir la exhibición, llamada "La bestia y el soberano", por considerarla ofensiva al Rey de España. Muchos usuarios, mediante las redes sociales, pidieron no exhibir la escultura.

En la obra de Doujak se ve a un especie de lobo o perro pastor alemán sodomizando a la dirigenta minera Chungara y ésta a su vez aparece en pose sexual con el rey Juan Carlos.

El debate fue en aumento
?

El intento de censura generó una ola de críticas contra Marí, que terminó presentando su renuncia y causó más interés en conocer la escultura.
?

Artistas bolivianos y críticos de arte defendieron el derecho de exhibir su polémica escultura y muchos artistas se han expresado defendiendo el derecho a la libertad de expresión.

La pintora Ejti Stih, que radica en Santa Cruz, aseveró que "no está claro qué es lo que quiere representar la obra". En declaraciones a medios de prensa señaló que no pudo obtener referencias de la autora sobre la obra y que solo encontró referencias de los curadores y del director del Museo.

Stih calificó a la obra como "mediocre" en referencia a su calidad artística.

"Muchos sectores reclamaron en el mundo por el daño que se hizo a la imagen del Rey Juan Carlos, pero los activistas se olvidan de reclamar por Domitila, mujer que impulsó el derrocamiento de una dictadura y fue una convencida activistas por las luchas sociales", indicó Stih.

Además reveló que sigue decodificando la imagen. En ese sentido afirmó que no se puede definir al acto que se refleja en la escultura como una sodomización al Rey debido a que una mujer no puede sodomizar a un hombre.