Escucha esta nota aquí

Acababa de asumir el cargo de embajador ante el Vaticano y Bolivia esperaba la llegada del papa Francisco. En ese contexto, el excanciller boliviano Armando Loaiza Mariaca aceptó una entrevista con el canal chileno 24horas.cl, que había enviado al periodista Claudio Fariñas a La Paz para cubrir el clima de expectativa en Bolivia antes de la visita papal ocurrida entre el 8 y el 10 de julio.

El encuentro entre Loaiza y Fariñas ocurrió en un café a pocos pasos de la plaza Murillo, según se aprecia en las imágenes del reportaje de casi cinco minutos de duración y que fue difundido en Chile el mismo día de la llegada de Francisco a la sede de Gobierno.

En la entrevista, que fue recuperada este viernes por la agencia ANF en La Paz, Loaiza habla de manera polémica sobre la demanda marítima boliviana y expresa sus dudas sobre el éxito de la misma, dice que la iglesia católica tiene "más agentes que la CIA" y dice esperar que el presidente, Evo Morales, "supere su trauma anticatólico".

EL DEBER trató de comunicarse con el embajador a un número de celular en La Paz, pero el mismo se encontraba con mensaje hasta la hora de publicación de esta nota.

Vea la entrevista (minuto 02:29) realizada a Armando Loaiza AQUÍ

Creyó que el papa no hablaría del mar

En lo que parece ser una conversación de café grabada, con la cámara alternando ángulos y el periodista tomando nota con un lapicero, Loaiza manifiesta sus dudas de que el Papa Francisco vaya a referirse al asunto marítimo durante su estancia en Bolivia. "El papa no ha venido a cosas políticas. No va a venir a pronunciarse. Esito es una megalomanía y él (Evo Morales) cree que si toma el tema del mar se queda para siempre", afirmó el diplomático con décadas de carrera.

Loaiza asegura que al expresidente Banzer "le dijeron lo mismo", añadiendo que "faltarían calles y plazas para ponerles su nombre en bronce", en caso de que algún mandatario boliviano consiguiera la salida soberana al Pacífico.

Pese a sus augurios en sentido contrario, Francisco se refirió horas después al tema y lo hizo mostrando simpatía por un diálogo entre ambos países, el cual ha sido demandado por Bolivia ante el Tribunal de La Haya.

Puedes leer: El papa dice que anhelo de volver al mar no es injusto

Loaiza hace comentarios sobre la relación de la Iglesia y la administración de Morales y dice que la fuerza de la iglesia en Chile podría aportar mayores frutos para la causa boliviana.

"Yo tengo esperanza en Chile más que en Bolivia, la iglesia es mucho más fuerte que en Bolivia, como gravitación. Bolivia, incluso con Evo, con los problemas que ha habido con la iglesia, ha perdido influencia", afirmó. Agrega que "la iglesia tiene 285.000 curas, tiene más agentes que la CIA, y todo cura informa a sus superiores".

"Ahora (Evo) va a decir que es católico"

Ante la pregunta de si "¿Evo no es católico?", el embajador responde: "Ahora va a decir que es católico" y resume: "De niño era católico (...) pero está influido por una suerte de indigenismo marxistoide, no te lo digo de forma despectiva, mi respeto a las ideologías".

En referencia a su gestión diplomática, Loaiza afirma que se juega una "carta" y declara que "quisiera que Evo vaya "tête à tête" con los capos del Vaticano y así supera un poco su trauma anticatólico".

Diplomático de carrera, Loaiza fue cónsul general en Chile en 1994 y fue canciller durante el gobierno de Eduardo Rodríguez Veltzé. Ocupó el cargo de subsecretario de Política Bilateral del gobierno de Jaime Paz Zamora y director de la Academia Diplomática el año 1993.

El presidente Evo Morales le confió la representación del Estado ante el Vaticano y el 7 de julio el canciller, David Choquehuanca, le dio las directrices de esa misión.

Puede leer: El papa a Evo: "cuenta con mi cercanía y servicio"