Escucha esta nota aquí

Desirée Bravo, alcaldesa de Santa Cruz, dijo que la empresa operadora del recojo de basura Vega-Solvi puede ser sancionada si es que no remedia el conflicto con sus trabajadores que ha provocado la suspensión del recojo de la basura en la capital cruceña.

“Si la empresa Solvi no está cumpliendo y no va a poder cumplir veremos si se rescinde o no el contrato, eso se tiene que analizar. Emacruz, en una reunión de gabinete, estudia un plan de contingencia para evitar que la basura se acumule en el municipio”, señaló Bravo.

Alcaldesa reunida con Vega 

La alcaldesa cruceña se encuentra reunida con los ejecutivos de Vega buscando una solución en procura de un acuerdo que permita desactivar la protesta de los recogedores de basura y retomen sus actividades.

Demanda de los trabajadores 

Santos Reyes, representante de los trabajadores recolectores de basura de Vega-Solvi, afirmó que no regresarán a sus labores mientras la empresa operadora no cumpla con el pago de la prima que les corresponde por derecho.

"Mientras no nos paguen la prima no vamos a recoger la basura, estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias", advirtió Reyes.