Escucha esta nota aquí

Hace 40 años que este todoterreno circula por las carreteras de tierra, barro y asfalto de todo el mundo, demostrando al público su resistencia, ganando la confianza de los conductores y de los bolivianos también. Al final de los años 80 estos 4x4 empezaron a rodar por todo tipo de terrenos en Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay y Venezuela, demostrando su gran desempeño.
El motor a gasolina de 1.7 litros de 90 CV con 140 Nm de torque máximo, una tracción permanente con reductora y bloqueo del diferencial central, son parte del ADN de este todoterreno ruso. Además de la versión básica en el transcurso de los años se agregaron las versiones Urban y Urban familiar, una variante más lujosa con un diseño más estilizado, aros de 18” de aleación, una parrilla nueva y además dispone de un sistema de climatización automático. Estos son los principales detalles que ofrecen un vehículo aun más versátil y que interpretan la tendencia actual de que el conductor puede desplazarse en las provincias más lejanas como también en los centros de una ciudad moderna sin ningún problema.

A bordo…
Al desplazarnos del Showroom de Bolivian Auto Motors a la Laguna Capiguara se pudo comprobar dos cosas: un buen sistema de amortiguación en presencia de los baches del pavimento rígido y una buena respuesta de aceleración alcanzando los 4000 rpm. Las suspensiones con bandeja y resorte sobre las cuatro ruedas cumplen una función muy importante. Cerca de alcanzar la velocidad de punta el coche se muestra estable, esto significa que la relación peso potencia es muy buena, lo que en números significa 1050 Kg por los 90 CV que generan el motor. Sin embargo, otro aspecto muy importante que hay que destacar que la fuerza de este motor es la cadenilla de distribución. El equipamiento es básico y todo analógico. El tablero es compuesto por indicador de temperatura del motor, velocímetro, cuentarrevoluciones e indicador de gasolina. Llama un poco la atención la dimensión del volante, bastante grande, pero podemos decir que al final resultó ser bastante cómodo al cumplir ciertas maniobras en la arena.
Las principales diferencias de la versión 40 Aniversario respecto a una versión normal, consisten en los asientos forrados en cuero a dos colores, alza vidrios eléctricos, espejos retrovisores eléctricos, aire acondicionado, aros de aleación de magnesio.
El verdadero potencial del Lada 4x4 se mostró en la prueba sobre la arena blanda. Enganchando la doble con vehículo parado y en “neutro” subimos hacia arriba la palanca más chica. Las cuatro ruedas empiezan a trabajar de manera efectiva y el coche se desplaza con gran destreza y seguridad. Saliendo de la arena blanda, para agarrar un poco más de velocidad pusimos la segunda velocidad y el Lada siguió su curso de manera brillante. Al final de un breve recorrido en una duna de arena tuvimos que retroceder para cumplir la inversión en “U” y una vez más el coche respondió muy bien.
Al finalizar el test drive hicimos unos “trompos” para comprobar una vez más la fuerza de tracción y se cumplió nuestras expectativas. Los únicos aspectos que se podrían mejorar son el diseño del exterior, una actualización tal vez implementando un concepto un poco más aerodinámico y la distribución del flujo de aire frio del acondicionador al interior.

“Optima relación peso/potencia”

“Acabados en cuero a dos colores”

 

Ficha técnica