Escucha esta nota aquí

El departamento de Interior de Serbia ha confirmado que los datos de esa persona, que el diario serbio "Blic" asegura se llamaba Ahmed Almuhamed, coinciden con los del refugiado que entró en Grecia el 3 de octubre y cuyo pasaporte fue hallado en París después de los ataques.

La información añade que se trata de una persona sobre la que pesaba una orden de búsqueda y captura de Interpol y que el Ministerio del Interior serbio está coordinando la investigación con las fuerzas de seguridad de Francia.

"Blic" explica este domingo que uno de los terroristas del ataque de París recorrió toda la ruta de los Balcanes, por la que han pasado decenas de miles de refugiados, usando un pasaporte sirio bajo el nombre de Ahmed Almuhamed.

El periódico publica la fotografía del pasaporte del sospechoso e indica que tenía 25 años y entró en Grecia por la isla de Leros.

Las autoridades griegas confirmaron ayer que el pasaporte sirio encontrado en uno de los lugares de los atentados del viernes en París fue registrado el pasado 3 de octubre en Leros.

"Blic" asegura que Almuhamed pasó en la frontera serbia una revisión que confirmó que no estaba armado y que, aunque había pedido formalmente asilo en Serbia, pronto prosiguió camino hacia Croacia.

Jelena Bikic, una portavoz del Ministerio del Interior croata, confirmó hoy a la emisora Hrvatski Radio de que una persona con un pasaporte como el hallado en París fue registrada a comienzos de octubre en el centro de acogida de refugiados de Opatovac, cerca de la frontera con Serbia.

"Esa persona no figuraba en listas de prevención como sospechosa de algo, de modo que pasó sin problemas junto con los demás refugiados", explicó la portavoz a la emisora pública.

Precisó que continuó viaje hacia Hungría, país del que los refugiados pasaban a continuación a Austria en su ruta migratoria.

Sin embargo, el Ministerio del Interior de Austria aseguró que no hay actualmente indicios de que alguien con ese pasaporte haya pasado por el país en las últimas semanas. "Esas informaciones son sólo especulaciones y suposiciones", señaló el portavoz del Ministerio, Karl-Heinz Grundböck.