Escucha esta nota aquí

Tras la estela de acusaciones que dejó en la Alcaldía y el Concejo la aplicación de la Ley de Zonificación Tributaria que dio pie al impuestazo, el secretario de Recaudaciones y Catastro (SER), Fernando Mustafá, presentó su renuncia el miércoles por la tarde ante el alcalde Percy Fernández.

Al confirmar su renundia a EL DEBER, Mustafá defendió su gestión y dijo que en tres años logró duplicar los ingresos por impuestos que cobra el municipio y que la mora tributaria se redujo del 75% al 50%.

“Estuve reunido toda la tarde con el alcalde para presentar mi carta de renuncia y le expliqué todo el cariño y aprecio que le tengo. Como militante de Santa Cruz para Todos voy a seguir apoyándolo. Dejé ayer el cargo”, manifestó. 

Faltó socialización

Mustafá admitió que la norma del impuestazo fue poco socializada, pero reiteró que está bien pensada porque hay zonas como Equipetrol donde se paga el mismo monto por impuestos que en la Villa Primero de Mayo. 

“Poco socializado y apresurado en su planteamiento. Fue satanizado. Yo en algún momento demostraré que el incremento para el total de la población es cero. Solamente que se recategorizó", dijo. 

El exfuncionario negó las acusaciones de que el incremento fue del 300% y lamentó que se haya politizado el tema. 

"En ningún momento el incremento superó el 100%. No debió ser una cosa traumática, pero se magnificó políticamente y se aprovecho el escándalo”, criticó. 

Respalda a Fernández y a Sosa

Mustafá negó que haya división o malestar al interior de la agrupación Santa Cruz para Todos. 

"En Santa Cruz para Todos estamos unidos. Estoy agradecido con el alcalde por la oportunidad que se me dio. También con la arquitecta Sosa, quien se portó como una dama y la seguiré respaldando", expresó. 

Sobre la identidad del nuevo secretario de Recaudaciones, Mustafá dijo desconocer quién lo reemplazará y dejó esa decisión para el alcalde Fernández.

Sale con la frente en alto 

El exfuncionario manifestó que deja el SER con la frente en alta y sale por la puerta grande porque durante su gestión de tres años ordenó las cosas en esa repartición y no hubo escándalos. 

"En los tres años que dirigí la institución, ayudé a los vecinos y se hizo mucho por la ciudad. No hubo escándalos y se ordenó la casa", expresó.