Mientras que de a poco se va normalizando la atención en algunos centros dependientes de la Alcaldía cruceña, como las guarderías municipales, ayer se conoció que el número de funcionarios despedidos de la comuna alcanza a 450, de ese total, 150 tenían contratos eventuales y los 300 restantes, ítems.

La información fue divulgada ayer por la secretaria municipal de recursos humanos, María Teresa Ardaya, en el programa Fama, Poder y Ganas, de Radio Activa.

Ardaya explicó que no se reemplazará a los trabajadores despedidos que tenían ítems, pero que se contratará a trabajadores eventuales, para lo cual se tomará en cuenta su perfil profesional. Incluso dijo que algunos trabajadores eventuales despedidos serán recontratados, pero con menor sueldo.

El anuncio de Ardaya no ‘apaciguó’ el ánimo de las personas que perdieron su trabajo. Ayer, por la mañana, un grupo protestó fuera de las puertas de la Dirección Departamental de Trabajo, mientras que por la noche, al menos 200 personas llegaron hasta la plaza 24 de Septiembre para protestar. Con carteles en mano, los manifestantes partieron desde la plaza del Estudiante hacia la plaza principal, gritando: “Restitución”, “Fuera Ardaya”, “Sosa traidora”. Una vez en el corazón de la ciudad, se concentraron en el frontis de la catedral y tal como se habían comprometido con la dirigencia del Sindicato de Trabajadores Municipales, continuaron su marcha por la calle 24 de Septiembre para luego desconcentrarse.

Esta es una marcha pacífica, no vamos a provocar ningún incidente, que la retreta se haga en paz”, dijo una de las manifestantes. Y así fue. Minutos después de la protesta llegaron hasta la plaza las autoridades municipales a la cabeza del alcalde Percy Fernández. Entonces el buri de los jueves empezó. Horas después otro grupo de personas llegó a la plaza principal para pedir más presupuesto para cultura.

Las guarderías

Ayer la atención en las guarderías fue normalizándose de a poco. Por la mañana, madres de familia, junto a13 ‘tías’ (educadoras) despedidas realizaron una vigilia en las puertas de la guardería Magisterio, zona de la av. Mutualista, e impidieron el ingreso del nuevo personal contratado para que atiendan a los menores de edad.

Un panorama distinto se vio en la guardería La Morita, donde la atención se normalizó.

Ultimátum de la COD

En la entrevista radial, Ardaya dijo que la reducción del número de trabajadores municipales solo representa un 10% de la planilla. Aseguró que se ha respetado la Ley General del Trabajo, pues no han sido destituidos los funcionarios con capacidades diferentes ni los que tienen fuero sindical. No obstante, esta versión contradice lo denunciado por dirigentes del sindicato, quienes aseguran que en la lista hay gente con fuero sindical.

La secretaria ejecutiva del sindicato, Patricia Casanova, denunció ante la Dirección Departamental del Trabajo el despido de mujeres con hijos menores de un año de edad y funcionarios que tienen fuero sindical.

A esos reclamos se sumaron más denuncias sobre la desvinculación laboral de más de 100 profesionales y que entre el nuevo personal contratado hay personal de apoyo, auxiliares y pocos profesionales. Mostraron una lista con 70 nombres de supuestos nuevos funcionarios, en la que figuran 40 ayudantes, cuatro auxiliares y 23 conserjes.

El dirigente de la COD, Rolando Borda, y el director departamental del Trabajo, Wilfredo Tarqui, emplazaron a las autoridades municipales a reincorporar al personal despedido, de lo contrario advierten con iniciar acciones legales.

Pago mensual

Padres de familia pagan Bs 150 por niño a las guarderías de la comuna

Renunció el director del observatorio municipal de seguridad ciudadana


En medio de las crisis que desató el despido de trabajadores del municipio capitalino, el martes renunció el director del Observatorio de Seguridad Ciudadana, Guillermo Dávalos.

 

En la carta de renuncia irrevocable que presentó Dávalos, hace críticas a las políticas del municipio con relación al área de seguridad ciudadana, pues a su criterio, esa política es asociada únicamente a las acciones de control a cargo de la Dirección de Espacios Públicos y a la Guardia Municipal y según él, eso no conducirá a la consolidación al reordenamiento de la ciudad.

 

“Esa política no conducirá a la consolidación sustentable del reordenamiento de la ciudad y menos con los desafíos de una metrópolis en expansión”, dice parte del texto de la misiva que dirigió al alcalde Percy Fernández.

 

En el documento hace referencia al plan municipal de convivencia y seguridad ciudadana que involucra a 800 líderes de los 15 consejos de seguridad ciudadana, y también al estudio científico sobre inseguridad ciudadana que se hizo en los 15 distritos municipales.