Escucha esta nota aquí

Entre el 11 y 12 de mayo próximos se realizará en La Paz un simulacro de alerta nacional por inundación, según una planificación realizada por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas y el Viceministerio de Defensa Civil.

La actividad tiene la finalidad de prevenir y responder eficientemente en casos de emergencia. Además existirán otras dos simulaciones departamentales, en Tarija también por inundación y en Sucre ante un movimiento telúrico. 

Las tareas contarán con la participación de representantes de los ministerios de: Salud, Defensa, Medio Ambiente y Agua, Desarrollo Rural y Tierras. Además de representantes de varias agencias del Sistema de Naciones Unidas, Organizaciones no Gubernamentales (ONGs) y la Cruz Roja.

Lo que se pretende es "gestar y desarrollar protocolos que deberían ser aplicados durante la emergencia real, para que uno sepa lo que debe hacer y , el rol de cada agencia (internacional y nacional) y asegurar una coordinación apropiada”, explicó el Director del PMA en Bolivia, Paolo Mattei.

Advirtió la necesidad de "saber cómo funciona el procedimiento, quién hace qué y dónde están los recursos. Todo esto es fundamental para una respuesta eficaz y tempestiva en caso de emergencia. Esta simulación brindará una preparación pertinente tanto para el Gobierno de Bolivia como para las Naciones Unidas”.

Varias regiones del país están expuestas a desastres por efectos climáticos. La última alerta de esas características se registró en el departamento de Pando.