El Movimiento Al Socialismo (MAS) tiene su propio discurso sobre la relación entre la Iglesia católica y el Gobierno boliviano.

No es lejano a lo que piensa la cúpula gubernamental, pero se inclina por buscar diálogo con los jerarcas católicos y lograr políticas sociales a favor de los pobres. Además, ve coincidencias entre el mandatario y el sumo pontífice.

“Creo que la fricción se dio con los jerarcas de la Iglesia, aquellos que se metieron a la política y empezaron a criticar al Gobierno. En cambio, el presidente Evo (Morales) y el papa Francisco van por el mismo camino, buscan lo mejor para los más necesitados”, consideró el vicepresidente de la Cámara de Diputados, el oficialista Víctor Borda.

En la misma línea está el senador Efraín Chambi (MAS), que aplaudió las “coincidencias” entre Morales y Francisco. “Ambos son líderes mundiales, ambos quieren lo mejor para los pobres”, dijo el legislador.

El papa llegará a La Paz el 8 de julio y luego de cuatro horas en la sede de Gobierno se dirigirá a Santa Cruz, donde serán los eventos centrales de la visita. El 10 de julio se va a Paraguay.