Escucha esta nota aquí

Un equipo conformado por cuatro auditores, un ingeniero y cinco abogados del Ministerio de Transparencia intervino ayer las oficinas del Fondo de Desarrollo para los Pueblos Indígenas, Originarios y Comunidades Campesinas (Fondo Indígena).

Se trata de un procedimiento administrativo de acción inmediata, que verificará durante las tres próximas semanas, la documentación que existe sobre los proyectos que recibieron recursos económicos y evaluará la presunta ausencia de control respecto al manejo de esos recursos.

“Resultado de esta acción inmediata, haremos un informe con recomendaciones específicas para mejorar la gestión del Fondo. Si advertimos presunta comisión de delitos, de oficio tenemos la obligación de poner en conocimiento del Ministerio Público”, dijo la ministra de Transparencia, Lenny Valdivia.

La semana pasada, la autoriudad también se ha constituido en parte coadyuvante de las investigaciones de una comisión de fiscales que indaga, desde hace dos semanas, sobre presuntos desvíos de Bs 71 millones en 153 proyectos comunales en todo el país.

Oficinas del Fondo
Mientras tanto, en las oficinas centrales del?Fondo en La Paz, no se atendió al público que acudía para saber la situación de sus proyectos. Se informó que todo el plantel directivo se encontl raba en reunión.
Hoy se realizará la reunión de directorio, convocada por el Ministerio de Desarrollo Rural, para analizar las denuncias.

Carmelo Titiriqui, mallku de Justicia del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), entidad que forma parte del directorio, adelantó que su sector va a exigir la reestructuración del Fondo Indígena, el cambio de toda la directiva y una descentralización.

A su vez, planteará una querella contra las ex autoridades del Fondo, a los responsables de la Unidad de Aprobación de Proyectos, la Unidad Técnica y Asesoría Legal.

Descargos de Huanca
En una conferencia de prensa, la candidata a la gobernación de La Paz por el oficialismo, Felipa Huanca, dijo sentirse atacada, humillada y discriminada “por ser una mujer aymara de pollera”, ante las denuncias de supuesto mal manejo de recursos del Fondo.

Aseguró que no desvió recursos y que el proyecto “Ayni Productivo Bartolina Sisa” que recibió Bs 99.500, fue para construir baños y ampliar la sede de la Federación de Mujeres Campesinas. Dijo estar dispuesta a presentar pruebas