Escucha esta nota aquí

A 70 años de concluida la Segunda Guerra Mundial, aún se descubren atrocidades cometidas por los nazis: restos guardados para pruebas "científicas" de prisioneros judíos asesinados fueron encontrados en el Instituto Forense de Estrasburgo, Francia.

Los investigadores de la Facultad de Medicina hallaron decenas de frascos con restos humanos de judíos que habrían sido utilizados en múltiples estudios científicos.

En total, se cree que el médico nazi August Hirt -de quién se perdió la pista en 1946, tras el fin de la guerra-, asesinó directamente a 86 prisioneros para experimentar con sus cuerpos.

La alcaldía de Estrasburgo anunció que entregará los restos encontrados a la comunidad judía de la ciudad, para que sean sepultados.