Escucha esta nota aquí

La Sociedad Protectora Vida Animal denunció a través de redes sociales que la tarde del viernes se realizó una corrida de toros en la avenida Costanera de la ciudad de El Alto.

Según la denuncia, la actividad no contaba con el permiso municipal correspondiente y además está en contra de la Ley 700 que sanciona el maltrato contra los animales, y que está vigente en el país desde mediados del año pasado.

El viernes, un grupo de activistas llegó hasta el lugar para comprobar lo que se había anunciado días anteriores mediante panfletos, una corrida de toros en la que se iba sacrificar a varios de estos animales.

Según las imágenes difundida por esta Sociedad Protectora, la corrida de toros se realizó en un escenario en el que se elevaron graderías de madera y protegido por plásticos, todo de manera precaria. 

La Ley 700 establece que está prohibido el uso de animales en prácticas que provoquen su muerte o sufrimiento, y sanciona el maltrato con penas que van de los 6 meses al año de cárcel.