Escucha esta nota aquí

La Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB) pide al Gobierno nacional no apostar al desgaste frente al conflicto de salud. Esa instancia solicitó que el Colegio Médico disponer una pausa en su huelga general, pero los galenos decidieron mantener sus medidas de presión. 

"El diálogo hay que hacerlo por encima de las circunstancias. El Gobierno sabe muy bien que con presión o sin presión, el diálogo debe realizarse para buscar soluciones; el poner el pretexto de suspender las presiones para tener el diálogo es un sofisma, es simplemente no querer dialogar", señaló el presidente de esa instancia, Ricardo Centellas, en entrevista con EL DEBER. 

Manifestó que "siempre es la misma cantaleta, el Gobierno no debe apostar al cansancio, al desgaste y debe intentar disuadir esta problemática que tiene con los médicos". Recordó que otros sectores sociales en su momento ejercieron presión para dialogar con los gobiernos de turno.

Señaló que  las autoridades nacionales deben dar el primer paso para solucionar el problema, que hasta la fecha cumple 28 días de un paro que ocasionó la suspensión de más de 800.000 consultas externas y 10.000 cirugías.

"El Gobierno tiene la responsabilidad de cuidar la dignidad e integridad de toda persona en el país y por supuesto, por mandado de la Constitución, buscar el bien común, entonces es el llamado de convocar a un diálogo sincero, no un diálogo de sordos, no un diálogo para medir fuerzas. Aquí no debe ganar ni el uno ni el otro sino la verdad y los más necesitados", agregó el representante del clero. 

Hoy la dirigencia nacional del Colegio Médico manifestó que pese al pedido de la Iglesia no levantarán su protesta, mientras que el Gobierno señala que el lío ya rebasó los límites de la tolerancia, ratificando que existirán sanciones contra los galenos que no trabajan.