Escucha esta nota aquí

Después de una frustrada reunión el 28 de febrero, la junta de accionistas del Banco Unión, de 31 miembros, ha sido convocada otra vez para que escuche un informe de su exdirectorio, después de siete meses de haberse detectado el desfalco de al menos Bs 37,6 millones de su exfuncionario Juan Pari.

“El Banco Unión S.A. comunica que el directorio, reunido el día 9 de marzo de 2018, ha determinado convocar a la Junta General Extraordinaria de Accionistas de la sociedad, a llevarse a cabo el 19 de marzo de 2018 a horas 18:00”, señala la convocatoria de la entidad financiera estatal.
Más adelante, detalla el orden del día de 14 puntos, entre los cuales está la presentación de los “informes de rendición de cuentas de los exdirectores del Banco” y luego considerará el “hecho delictivo acontecido en las agencias Batallas y Achacachi”.

El desfalco millonario
Según las investigaciones fiscales, Juan Pari habría sustraído dinero del Banco Unión entre octubre de 2016 y agosto de 2017.

En septiembre del año pasado Pari fue aprehendido y posteriormente enviado a detención preventiva en Chonchocoro. En los días posteriores fueron cayendo una treintena de personas, entre familiares, amigos, socios y funcionarios de la entidad. La mayoría de ellos fueron enviados a la cárcel preventivamente.

Hasta ahora, las investigaciones penales no llegaron a los altos ejecutivos, pese a la renuncia de sus cargos. El 23 de octubre de 2017, a 27 días de haberse desvelado el desfalco, el presidente Evo Morales anunció la destitución de la gerente general, Marcia Villarroel, y el cambio de otros gerentes. El 27 de octubre renunciaron colectivamente los directores y el síndico.

Remesas

Según la declaración ampliatoria de Juan Pari, exfuncionario del Banco Unión, del 8 de enero, el imputado habría recibido casi el doble de las remesas que debía depositar a los cajeros automáticos, pero él aprovechó para robarlas del banco durante al menos un año, vulnerando el sistema para sacar efectivo de otras agencias del banco.

“Sustraía dinero de acuerdo al sistema que manejaba una cuenta; este sistema simplificaba el egreso de ATM (cajeros automáticos) desde Batallas (La Paz). Yo manejaba y lo vulneraba para sacar efectivo de otras agencias, para generar diferentes egresos de ATM. Existía el suficiente efectivo para sacar, ya que era el encargado de las remesas”, explicó Pari a la Fiscalía.