Escucha esta nota aquí

El pacto opositor brota entre tres frentes, sin Unidad Nacional (UN), de Samuel Doria Medina. Soberanía y Libertad (Sol.bo) no quiere al empresario en la alianza que se trabaja junto al Frente Revolucionario de Izquierda (FRI) y el Movimiento Demócrata Social (MDS). Estos dos últimos partidos no quieren tocar nombres, pero ven difícil que haya un bloque único de oposición. El Movimiento Al Socialismo (MAS) mira de palco y solo le interesa que Carlos de Mesa no crezca en esta batalla electoral.

Sol.bo se perfila como la principal fuerza opositora en la ciudad de La Paz. La agrupación quiere protagonismo y su pedido a la alianza opositora que se trabaja se limita a una bancada legislativa, ya que prácticamente Luis Revilla se bajó del carro hacia las presidenciales.

“Nosotros tenemos diálogos con los demócratas desde hace mucho tiempo en base a principios, pero sin Unidad Nacional (UN). Si bien hubo acumulación de fuerzas de UN en El Alto y Sol.bo en La Paz, en ningún momento podemos hablar de una alianza con UN porque es con quienes tenemos mayor dificultad al momento de encontrar puntos en coincidencia. Ellos tienen otro tipo de visones respecto del futuro del país”, declaró José Luis Bedregal, vocero de Sol.bo.

Esa percepción la ratificó Luis Revilla, líder de Sol.bo. El alcalde de La Paz admite diálogos con el FRI y con demócratas y omite a UN como parte de una posible alianza. Además, anunció que esta semana puede sellarse el pacto. “Yo creo que hay que hacer una alianza no necesariamente donde estén todos, sino, una alianza donde coincidan programáticamente con lo que hay que hacer en el país”, enfatizó el burgomaestre paceño.

Doria Medina dijo que no tiene “ningún problema” con Revilla y se enfoca en lograr algo que por ahora es una utopía: el bloque único de oposición. “Veo que la unidad va más allá de las personas, de los partidos políticos, de los gustos de un líder u otro líder. Si queremos hacer unidad, si queremos pensar primero en el país, no tiene sentido entrar (al debate) de con este sí, con este no. Hay que pensar en grande el tema de la unidad”, afirmó el empresario en el programa Esta casa no es hotel de la red ATB.

Quien atacó directamente a Revilla fue el secretario ejecutivo de UN, Jaime Navarro. Dijo que el alcalde paceño no defendió el 21-F y que fue “dubitativo” respecto a la defensa de la democracia. “Revilla siempre dio señales de no ser un hombre de no dejar sus intereses personales para abrazar la unidad nacional. Ya lo hizo el año pasado cuando se hizo un esfuerzo para armar el G6. Él se alejó después del primer comunicado. Revilla está haciendo el cálculo de reelegirse de alcalde, algo que también es inconstitucional”, declaró el político.

En el FRI hay más calma. Son a ellos a quienes buscan tras que Carlos de Mesa oficializó su candidatura. Saúl Lara, coordinador político del FRI, no quiere hablar de nombres ni siglas, pero sabe que unir a toda la oposición sería una misión imposible.

“Vamos a dialogar con todos, pero será difícil unificar programas y propuestas. Estamos abiertos a escuchar (a otros frentes de oposición), pero por ahora nos enfocamos en la inscripción de militantes”, remarcó Lara.

El FRI y el MAS

El FRI se perfila, por ahora, para hacer frente al MAS. Lara indicó que trabajan solos y que no hubo ninguna reunión con líderes de oposición desde que De Mesa aceptó ser candidato presidencial.

“La nuestra es una apuesta brava, una apuesta fuerte. Soy optimista de que asumiendo el desafío de ser nuevos actores en la política y en la democracia boliviana, podemos ofrecer una alternativa real, concreta y ganadora. La responsabilidad nuestra es inaugurar una nueva etapa histórica”, detalló Lara.

En los demócratas el panorama es también más tranquilo. Su líder, Rubén Costas, admitió que hay acercamientos con varios líderes de oposición, incluyendo a Doria Medina. “Me voy a reunir con todos y me vengo reuniendo con Samuel (Doria Medina), con Carlos (de Mesa), con ‘Lucho’ (Luis Revilla), que estuvo hace pocos días acá. Ayer lo hice con Víctor Hugo Cárdenas, que vino a visitarme”, declaró el gobernador.

Y en ese tono está Gonzalo Barrientos, miembro del comité político del MDS. El diputado cree que es necesario hablar con “todos los actores” e incluye a Doria Medina, pero aclaró que las alianzas deben ser con quienes tengan una misma idea programática de gestión pública.

“Nuestro proyecto lo venimos trabajando hace años. Somos un partido fuerte y con presencia a nivel nacional. Aun así vemos que es conveniente escuchar a todos antes de hacer alianzas”, declaró Barrientos.

En el MAS miran de palco el intento de la oposición de unificar fuerzas, pero su misión es deslegitimizar la candidatura de De Mesa. Ayer, el presidente Evo Morales reprochó al exmandatario por tildarlo de ser parte del pasado. “¿Nosotros parte del pasado? El pasado es el gonismo, el pasado es el neoliberalismo y la privatización y ellos fueron parte de ese pasado”, cuestionó.

Hoy, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) instalará la Sala Plena para debatir las modificaciones al reglamento de las primarias. El vocal Antonio Costas informó que se abordarán dos temáticas: la impugnación a candidatos por sus militantes y participación de jurados en mesas electorales.

El vicepresidente de los demócratas, Ernesto Suárez, y el senador Óscar Ortiz llegarán hoy a instalaciones del TSE para intentar ser testigos del debate entre los seis vocales electorales.