Escucha esta nota aquí

Efraín S.L. (20) y Viviana C.T. (18) fueron enviados a la cárcel de Palmasola con detención preventiva luego de que un juez, en audiencia cautelar celebrada este miércoles, determinara su responsabilidad en la muerte de su hijo de siete meses.

La pareja había enterrado de forma clandestina al cuerpo del bebé luego de que, según contaron a la Policía, había fallecido sin que ellos se percatasen. Efraín y Viviana, padres del menor, vivían una relación tormentosa y el menor pagó las consecuencias.

Vivian, en su declaración al Ministerio Público, señaló que la noche del 7 de enero el bebé no paraba de llorar lo que indispuso a Efraín y procedió a taparle la boca con sus manos hasta que el niño quedó en silencio. La pareja dice haberse dormido y cuando despertó, el menor ya estaba muerto.

Según relatan, por miedo al qué dirán procedieron a abandonar la casa en la que vivían como inquilinos, en el barrio Nuevo Mundo, con el cuerpo de su hijo y lo enterraron de forma clandestina en el cementerio Terrado.

La fiscal Giovanna Rivas, que atendió el caso, informó este miércoles que los padres fueron acusados de matar al bebé por lo que fueron enviados a prisión.