Escucha esta nota aquí

El presidente en ejercicio Álvaro García Linera manifestó sus dudas sobre el origen de la riqueza del empresario cementero Samuel Doria Medina, que este martes informó la venta del 51% de sus acciones en Soboce en 300 millones de dólares.  

"Es una decisión personal pero uno no va dejar de preguntarse sobre  si es lícito semejante dinero. Cuando se mezcla política para tener dinero y dinero para hacer política, las cosas siempre vienen manchadas", indicó Linera en conferencia de prensa en Palacio de Gobierno, según la transmisión de Bolivia TV.

Linera expresó su sorpresa por al suma de dinero en la que fueron vendidas las acciones a la firma peruana Holding Cementero S.A.

"¿Será dinero bien habido? ¿será dinero obtenido lícitamente? Unas personas trabajan 30 años y no les alcanza ni para la bicicleta y otros trabajan y tienen 300 millones de dólares", cuestionó el mandatario.