Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, denunció la existencia de roscas dentro de la Policía Boliviana que se organizan para que sus adeptos roten en cargos, no abandonen sus regiones e incurran en hechos de corrupción.

"Extrañamente hay muchos (policías) que están años en un departamento, de Bomberos van a Interpol, de la Felcc a la Felcn, entonces nunca salen de su región y esto lleva a que se generen grupos y roscas, lo que descuida el trabajo policial", afirmó el titular en Palacio de Gobierno.

La autoridad presentó un plan de reformas al Comando General del verde olivo, con el fin de acercar a los uniformados a la población, derivarlos a otras regiones y eliminar la burocracia, que a su juicio también afectan a la administración de justicia en el país.  

"No hay que olvidarse que la Policía es una de las operadoras de la justicia. Necesitamos una Policía menos burocrática y más cercana a la población, necesitamos policías garantizando la seguridad de los bolivianos y bolivianas antes que permaneciendo en sus escritorios", resaltó Moldiz. 

Puntualizó que se necesita además movilidad funcional según la especialidad de cada policía, por lo que se diseña una "ruta crítica" para revolucionar la institución del orden, aunque adelantó que será un plan a largo plazo. 

"La Policía tiene una instancia de asuntos internos, como cualquier institución, pero hay que hacer ajustes. Estamos cansados de ver policías que están inmersos en delitos y quizá el primer desafío es encarar una profunda restructuración moral", agregó el ministro.