Las autoridades de socorro de Guatemala elevaron a 273 los muertos y bajaron a 267 las personas que todavía están desaparecidas por un alud que enterró centenares de viviendas el pasado 1 de octubre en un asentamiento aledaño a la capital.

Este fue el resultado de una reunión celebrada este domingo entre el alcalde de la municipalidad de Santa Catarina Pinula, donde se produjo el deslizamiento en El Cambray II, Víctor Albarizaes; el secretario de la Coordinadora para la Reducción de Desastres (Conred), Alejandro Maldonado; el ministro de Defensa, Williams Mansilla Fernández, y varios vecinos. Casi 400 personas permanecen albergadas en diferentes puntos, a la espera de que el Gobierno les ofrezca otra posibilidad donde poder vivir.