Escucha esta nota aquí

El cardenal estadounidense Bernard Law, implicado en un enorme escándalo de sacerdotes pedófilos en Estados Unidos, falleció este miércoles a los 86 años tras una larga enfermedad, anunció el Vaticano.

A comienzos del 2002, el cardenal Law, por aquel entonces arzobispo de Boston, reconoció haber protegido a un sacerdote, Paul Shaney, contra el cual existían numerosas pruebas de abuso sexual a niños.

También fue acusado de haber trasladado a otro cura, John Geoghan, de parroquia en parroquia pese a saber que era sospechoso de haber abusado de hasta 130 niños.

Debido al escándalo, Law abandonó el arzobispado de Boston pero fue posteriormente nombrado arcipreste de la basílica de Santa María la Mayor en Roma.

Una investigación del diario Boston Globe permitió revelar cómo la jerarquía católica local, con el cardenal Law a la cabeza, había cubierto de forma sistemática, y a menudo cínica, los abusos sexuales cometidos por unos 90 sacerdotes en Boston y sus alrededores durante varias décadas.

Por estos artículos los periodistas que llevaron a cabo la investigación ganaron el prestigioso Premio Pulitzer. Cientos de víctimas acabaron testificando. 

"Spotlight", una película independiente que ganó el Oscar al mejor film en 2016, retomó la investigación del Boston Globe dando voz a los supervivientes.

Grandes escándalos de pederastia sacudieron a la Iglesia católica a principios de los años 2000 desde México a Alemania, pasando por Irlanda, donde un único cura reconoció haber abusado sexualmente de más de cien niños.