Escucha esta nota aquí

Según información del Defensor del Pueblo, Rolando Villena, en los primeros 24 días del mes de enero se registraron 10 feminicidios en el país. La autoridad indicó que varios de ellos se cometieron "con niveles de crueldad y odio que nos hacen pensar ya no en individuos desequilibrados, sino en sociedades enfermas".

Los feminicidios se registraron principalmente en La Paz y Santa Cruz por traumatismos, ajusticiamiento, asfixia e incluso incineración y algunos de ellos fueron precedidos de alto nivel de violencia, tortura, violaciones y tratos inhumanos, expresó Villena.

La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz, pero también Oruro, Potosí y Tarija se han convertido en zonas de riesgo, especialmente para adolescentes, niñas y jóvenes, debido a los altos índices de violencia sexual y feminicidios reportados el año pasado.

"La riqueza nominal acumulada por un país, carecen de valor frente a un feminicidio que pudo haberse evitado o al asesinato de una joven, una niña o una anciana que sólo pasa a engrosar cifras y datos, sin que el responsable enfrente a la justicia y reciba sanción", afirmó.

Villena sostuvo que el modelo de violencia se construye como forma individual de conducta desde el hogar, la escuela, el cuartel, el trabajo, la diversión y el Estado. Indicó que los medios, la música, danzas y el discurso político están cargados de violencia, machismo e individualismo.

"Cuando el discurso de una autoridad está dirigido a fortalecer el machismo con la asignación de roles como que la mujer debe criar a los hijos y que el hombre debe trabajar (…) estamos frente a modelos patriarcales que se repetirán y fortalecerán", concluyó.