Escucha esta nota aquí

Morderte las uñas podría ser considerada como muestra de mala educación, pero un estudio revela que aquellas personas que lo practican son más perfeccionistas. Las personas que son impacientes o se aburren fácilmente son más propensas a este tipo de comportamiento.

Este hábito podría ser muy positiva en algunos aspectos como el trabajo. La investigación consultó a 48 pacientes, que regularmente se muerden las uñas, si experimentaban emociones como aburrimiento , ansiedad o culpa cuando no pueden completar una tarea.

El estudio concluye que las personas se muerden las uñas para canalizar energía que no pueden usar para otras cosas, como cuando están aburridas. 

“Los efectos positivos de este hábito son la estimulación y el control de emociones”, comentó el doctor O’Connor, profesor de psiquiatría, para el Huffington Post.

Este hábito podría interferir con la vida diaria de las personas al convertirse en desorden. En ese caso, se puede reemplazar esa actividad con algo más constructivo. 

Pero si eres de las personas que se muerde las uñas de forma ocasional, ¡no te preocupes! Es una forma de liberar tus frustraciones