Escucha esta nota aquí

"En octubre no se define solo quien será presidente, se define la vida o la muerte de la organización social", afirmó este jueves el vicepresidente Álvaro García Linera, advirtiendo que los "nietos de (Mariano) Melgarejo" buscan retornar al poder para acabar con el sindicato. 

"Se habla de que ya no hay que hacer un Gobierno de organizaciones sociales sino de ciudadanos”, dijo y agregó, “todos somos ciudadanos y tenemos derechos, pero cuando se dice que hay que botar a organizaciones sociales para colocar a ciudadanos, a individuos, están diciendo que quieren sacar a la organización social del Gobierno, del parlamento”, a tiempo de recordar que en 1874, mediante decreto, el entonces presidente, Mariano Melgarejo, intentó “aniquilar a las organizaciones sociales”.

La segunda autoridad nacional, en el acto del 39 aniversario de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas, Indígenas y Originarias de Bolivia, 'Bartolina Sisa', enfatizó que "todo lo bueno en Bolivia se debe a la organización social. Sin organización social no habría alimentos, democracia, progreso ni libertad”, aseveró el mandatario de Estado.

Pidió "mucho cuidado" y declaró "alerta" de cara a los comicios de esta gestión, instruyendo ir "comunidad por comunidad, pueblo por pueblo para hablar del peligro que hay hacia la gente pobre y humilde ante el regreso de los vendepatrias".

“Bolivia es sindicato, es comunidad y a esos que odian al sindicato, a la comunidad y a la junta de vecinos decirles que este es un país de campesinos, de obreros y de indigenistas”, enfatizó García Linera, recordando el legado de los líderes indígenas Bartolina Sisa y Túpac Katari .