Escucha esta nota aquí

Al menos tres veces, Chile estuvo de acuerdo con Bolivia en la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (oea) que debía negociar una salida soberana al mar para Bolivia. Así lo demostró la abogada inglesa Amy Sander en su intervención ante la Corte Internacional de Justicia en la segunda jornada de los alegatos de Bolivia en la demanda marítima contra Chile.

Según expuso la jurista, la Asamblea General de la OEA tuvo 11 resoluciones sobre el tema entre 1975 y 1989, cuando dejó abierto el tema para que cualquiera de los países lo pudiera retomar, y en tres de ellas Chile no se opuso, sino que la ratificó. Eso sucedió en 1975, cuando se declaró el enclaustramiento marítimo boliviano como un tema de interés hemisférico y se ratificó en 1980, 1981 y 1983, cuando negoció con Bolivia palabra por palabra el contenido de la declaración. 

Sander explicó que la única objeción que ponía Chile es que consideraba que la OEA no tenía jurisdicción para tratar este tema, pero al ser un país miembro de la OEA, al haber firmado la Carta Democrática de la institución, la jurista considera que Chile no se puede excluir su obligación de acatar las resoluciones de la OEA.ç